Martes, 28 de junio de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Se firma la compra de 20 cazas Eurofighter para el Ejército del Aire

Caza Eurofighter del Ejército del Aire español. (foto Julio Maíz/defensa.com)
Caza Eurofighter del Ejército del Aire español. (foto Julio Maíz/defensa.com)

El salón aeronáutico ILA, en Berlín, ha sido el escenario para la formalización, al fin, del pedido de 20 nuevos aviones de combate Eurofighter destinados al Ejército del Aire español enmarcados en el programa Halcón, que busca sustituir a los obsoletos cazabombarderos F/A-18A que aseguran la defensa aérea de Canarias desde la Base Aérea de Gando.

16 de los 20 Eurofighter son monoplaza y el resto biplaza. El monto del contrato asciende a 2.043 millones de euros, incluyendo el contrato soporte y un simulador. Las primeras entregas tendrán lugar en 2026 y concluirán en 2030.

Estamos ante un programa fundamental para la modernización de la flota de aviones de combate del Ejército del Aire, que debería de haberse puesto en marcha hace años, pero que los paupérrimos presupuestos de Defensa dejaron en vía muerta durante demasiado tiempo.  El 14 de diciembre del pasado año el Consejo de Ministros autorizaba el compromiso de gasto para poner en marcha el programa Halcón, que luego modificaría en su límite el pasado 26 de abril.  

Programa alemán Quadriga

El escenario del ILA para la firma no es casual, ya que el Halcón va de la mano del programa Quadriga puesto en marcha por las Fuerzas Armadas alemanas o Bundeswehr  a través de la agencia NETMA (NATO Eurofighter and Tornado Management Agency). El plan es compartir la financiación de su I+D, que prevé integrar el nuevo radar Captor E-Scan de barrido electrónico o Active Electronically Scanned Array (AESA).

El planeamiento es también fundamental para la modernización de la flota Eurofighter de la Luftwaffe (Fuerza Aérea alemana) mediante la construcción de 38  nuevos cazas (30 monoplazas y 8 biplazas), con los que sustituirán a los ya muy veteranos de la trancha 1.

En el caso de España, la compra de una veintena de Eurofighter, a diferencia del Quadriga, no permitiría sustituir a los más antiguos, sino que servirá para sustituir a los más que veteranos F/A-18A destinados en Gando (Gran Canarias). España necesitaría de encargos adicionales para poder también reemplazar sus EF-18M, que aunque sometidos a varias modernizaciones, ya se acercan al final de su vida operativa, lo que está propiciando un lento decrecimiento de las unidades disponibles.

Los F/A-18A en Canarias

La defensa aérea de las islas Canarias la asume el 462 Escuadrón del Ala 46,  que cuenta sobre el papel con cerca de una veintena de McDonnell Douglas (hoy Boeing) F/A-18A Hornet, con los que debe mantener el servicio de alerta aérea inmediata, o Quick Reaction Alert (QRA), que pone en minutos 1 o 2 cazas en el aire. El grave problema de esta envejecida flota, en línea con la alarmante media de antigüedad de las aeronaves del Ejército del Aire, que es de 34,2 años, es que solo un titánico y costoso esfuerzo de los sistemas de mantenimiento de la Institución permite mantenerlos en servicio.

Desde hace años se producen despliegues temporales, de en torno a una semana al mes, de cazas Eurofighter procedentes de la Península para reforzar la capacidad de defensa de Canarias y completar el adiestramiento tanto de los pilotos del 462 Escuadrón, como de los visitantes.

El Ala 46 realiza su misión a una distancia de casi 2.000 km. y con un Océano de por medio de donde está su Mando y principales estructuras de apoyo y logísticas. El gran motor económico de las Canarias es el turismo, que llega y sale en un 99 por ciento por vía aérea, siendo clave mantener la seguridad de los miles de aviones comerciales.

Además, desde  aquí se cubre el espacio aéreo del flanco más suroccidental de la Unión Europea y de la OTAN con los F-18 y la estructura de mando y control con la que cuenta el archipiélago, que consiste en el Grupo de Alerta y Control (GRUALERCON), también en Gando, y 2 radares operados por la EVA (Estación de Vigilancia Aérea), en Gran Canaria y Lanzarote. Fueron los EF-18 y los pilotos del Ala 12 de la base aérea de Torrejón (Madrid) quienes realizaron la misión de QRA en un principio. De hecho, no sería hasta el 19 de enero de 2001 cuando el Ala 46 recibió su primer F/A-18A, luciendo en su cola la insignia del 462 Escuadrón, un halcón.

Posteriormente llegarían otros 22 más. El 7 de febrero de 2003 el Ala 46 recibió su último aparato y se dio por terminado el reequipamiento. Actualmente, el 462 Escuadrón está dotado con una cada vez más reducida plantilla de F/A-18A Hornet que, aunque exteriormente son idénticos a los EF-18M que equipan en la Península a los Alas 12 y 15, son diferentes a éstos, dado que se adquirieron de segunda mano, siendo gradualmente modernizados en España, aunque no han alcanzado los estándares del resto de la flota.

Para reforzar los EF-18M (designación con que se conocen los primeros F/A-18 adquiridos nuevos y modernizados posteriormente en España), el Ejército del Aire compró en 1995 a través del citado Programa CX un lote de 24 Hornet monoplazas procedentes de los stocks de la US Navy, y el USMC (US Marine Corps). De éstos, 13 estaban en servicio en el momento de adquirirse y los otros 11,  ya dados de baja, se eligieron posteriormente entre los almacenados al aire libre en el desierto de Arizona.  (Julio Maíz Sanz)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.