Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

SAPA evoluciona sus transmisiones pensando en carros futuros como el Pizarro Fase III

La compañía española SAPA Placencia trabaja actualmente en el desarrollo de las transmisiones de alto rendimiento “multi-marchas”, sobre todo la familia SG para vehículos de cadenas y en concreto las versiones ACT adaptadas a los requerimientos de los programas estadounidenses en los que participa hace años. Y es que SAPA ya está suministrando sus transmisiones para los vehículos de cadenas Pizarro Fase II del Ejército de Tierra, incluyendo el Vehículo de Combate de Zapadores (VCZAP) “Castor” y es responsable del grupo moto propulsor del VCR “Dragón”, que incluye, motor, transmisión y sistemas de gestión eléctrica.

En Estados Unidos, SAPA está presente hace años en la mayoría de programas de desarrollo de vehículos de combate, incluyendo los que contemplan el reemplazo del M-113, los de mejora del Bradley, del sistema de artillería autopropulsada M-109 y en los desarrollos que están aún por llegar como el Next-Generation Combat Vehicle o NGCV que reemplazará al Bradley a partir de 2030, incluyendo una de las opciones como es el vehículo de combate opcionalmente tripulado u Optionally Manned Fighting Vehicle (OMFV).

Esto supone que los desarrollos de SAPA están siendo materializados teniendo en cuenta las especificaciones de. U.S. Army en términos de prestaciones, fiabilidad, operatividad y mantenimiento, que se busca obtener el máximo rendimiento de todos los sistemas que trabajan junto a la transmisión como el sistema de propulsión, la dirección o el freno. Y por último, que SAPA está aplicando la tecnología necesaria para que los vehículos en que se monten sus transmisiones puedan ser operados a distancia o autónomamente.

Un ejemplo lo tuvimos en la Feria Internacional de la Defensa y la Seguridad (FEINDEF) en la que SAPA mostró recién llegada de Estados Unidos la transmisión ACT 850 que ha sido diseñada para funcionar en el Vehículo de Combate de Infantería Bradley A3/A4 y en las versiones del M-109 A6 PIM (Paladin Integrated Management) y  en el desarrollo de cañón de largo alcance Extended Range Cannon Artillery o ERCA basado en la instalación de un cañón de largo alcance en un M109 A8 con el que se buscas los 70 km. de alcance. Esta transmisión, de la que ya informamos el año pasado con motivo de su presencia de SAPA en la feria AUSA (Association of the United States Army) ofrece control total electrónico de la transmisión para usos de control remoto, según especificaciones del Army.

El futuro

Basándose en los desarrollos de la tecnología ACT, SAPA está desarrollando las futuras transmisiones para los vehículos de peso medio en desarrollo. Este segmento está protagonizado por al menos tres tipos de vehículos, ya que tenemos Vehículos de Combate de Infantería o VCI, cuyas necesidades de protección y capacidad de fuego demandan un incremento de peso, con plataformas que irán de las 35 Tm. a las 45 Tm. En el caso de obuses autopropulsados, encontramos vehículos con modernizaciones en materia de potencia de fuego y automatización también con aumentos de peso entre 45 y 50 Tm. y sistemas de control electrónico. Por último, los vehículos de transporte de tropas con altas necesidades de protección para reemplazar la flota obsoleta, por ejemplo de M-113, demandan pesos de vehículo entre 35 y 40 Tm.

Esto supone que nos encontramos en un rango de peso entre 35 y 50 toneladas, con familias de plataformas que comparten diferentes elementos, lo que implica modularidad de transmisión y adaptación para el control remoto que ya está llegando realmente a este segmento. Entre los requisitos que nos encontramos entre este tipo de vehículos tenemos aceleraciones de 0 a 50 km/h en menos de 19 segundos tanto marcha adelante como atrás, con objetivos de 12 segundos o poder realizar un giro completo de 360 grados en esos 12 segundos.

Las transmisiones ACT de SAPA funcionan en vehículos de cadenas con plantas propulsoras de 850 hp. e incluso 1000 hp. Ofrecen 32 marchas adelante, un rendimiento disponible superior siempre al 90 %, ausencia de escalonamientos, una muy baja disipación térmica (en torno a 60 kw.) y un modo consumo optimizado incluso en conducción  todo terreno. Entre otras especificaciones como la ubicación del filtro de aceite, las transmisiones ACT adaptadas a los programas estadounidenses destacan por la incorporación de un doble sistema de frenado, seco y húmedo, que ha sido probado en el campo de pruebas de Aberdeen con vehículos hasta 45 Tn.

En la mayoría de los casos no serán necesarios motores de 1000 hp. que resultan mucho más caros que los de 850 hp. y que requieren sistemas de refrigeración más potentes, cuando ya existen opciones alternativas como la inclusión de sistemas híbridos de propulsión. De hecho SAPA ha demostrado que con su transmisión ACT 850 asociada a un motor de 800 a 850 hp. es capaz de cumplir todos los requisitos exigidos a una plataforma de 45 Tn. de peso.

Estas transmisiones disponen de una interfaz con el usuario que permite la transmisión y almacenamiento de información para tareas de diagnosis y mantenimiento. Esto, unido al sistema de control electrónico permitirán que las transmisiones ACT ofrezcan la capacidad total de control electrónico: propulsión, dirección y freno, según los estándares del U.S. Army (full by wire control system).

Las transmisiones de alto rendimiento de SAPA están se encuentran actualmente integradas en varias plataformas, como la SG850 en la flota del Pizarro Fase II del Ejército de Tierra (incluyendo el nuevo vehículo de combate de zapadores “Castor”). Una ACT 850 está montada en un Bradley A4 ACP2 del U.S. Army, habiendo superado las pruebas de prestaciones y actualmente sometiéndose a pruebas de durabilidad en el campo de pruebas de Aberdeen. Otra ACT 850 está montada en un obús autopropulsado M109 A7 PIM/ERCA de 50 Tn. que ha superado las pruebas de prestaciones y actualmente está en pruebas de fuego en el polígono de pruebas de Yuma, Arizona. Otra ACT 850 está en proceso de integración en un vehículo del programa OMFV anteriormente mencionado, que también podría terminar empleando la ACT 1000. Finalmente la ACT 1000 sería apta para dotar al futuro Pizarro Fase III dependiendo del tamaño y peso final de la configuración. (José Mª Navarro García)

Fotografía: La transmisión ACT 850 expuesta en el stand de SAPA en FEINDEF, recién llegada de Estados Unidos (autor)

·Se aprecia el filtro de aceite en primer plano (autor)

·El doble sistema de frenado de la ACT 850 (SAPA)

·Parte posterior de la ACT 850 (SAPA)

·El prototipo del Next Generation Bradley Fighting Vehicle de BAE contaba ya en 2016 con transmisión SG850 de SAPA (BAE Systems)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.