¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Jueves, 13 de junio de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

Kalaetron Attack, la próxima generación de Ataque Electrónico Aéreo: desactivar, engañar y degradar

La capacidad de las aeronaves de la OTAN para operar libremente en espacios aéreos congestionados y disputados se ha vuelto una tarea cada vez más compleja. Es ahí donde entra en juego el Ataque Electrónico Aéreo (AEA), ámbito que se ha convertido en un componente esencial para las operaciones militares aéreas.

En un mundo donde las amenazas evolucionan constantemente y la tecnología avanza a pasos agigantados, las fuerzas armadas y los gobiernos se enfrentan al desafío de mantenerse un paso adelante.

Con las acciones agresivas de Rusia y la creciente amenaza de conflictos entre estados, HENSOLDT se posiciona a la vanguardia en el desarrollo de nuevas tecnologías de guerra electrónica. Actualmente, lideramos el desarrollo de un nuevo jammer de escolta, una herramienta esencial para mejorar la protección de la tripulación y la libertad de maniobra en entornos hostiles.

"En HENSOLDT, entendemos que la supremacía en el espectro electromagnético es la clave para garantizar la seguridad de nuestras tripulaciones y el éxito de cada misión", explica Luis Gueren, Director de Marketing para LATAM de HENSOLDT.

Escenario Complicado

Desde el momento en que un Eurofighter despega de Alemania, ya se encuentra dentro del alcance de los avanzados sistemas integrados de defensa aérea (IADS) situados en el Óblast de Kaliningrado. Esta es la realidad diaria a la que se enfrentan las naciones de la OTAN, con Rusia utilizando los IADS para dominar el espacio aéreo europeo y negar la libertad de operación a las fuerzas de la OTAN y sus aliados.

Cuando el Eurofighter Typhoon entró en servicio hace unos 20 años, los actores no estatales se consideraban la principal amenaza. Sin embargo, el contexto de seguridad global ha cambiado y ahora la capacidad de ataque electrónico se está convirtiendo en una característica definitoria de cualquier fuerza aérea.

Aunque no siempre ocupa los titulares, la Guerra Electrónica (GE) juega un papel crucial en el combate moderno. La mayoría de los sistemas de combate modernos utilizan el espectro electromagnético de alguna manera y si las fuerzas amigas pueden dominar y perturbar las ondas invisibles en este espacio, tendrán la ventaja en las operaciones.

Kalaetron Attack: La Próxima Generación de Ataque Electrónico Aéreo

Aprovechando más de 50 años de experiencia en el desarrollo de tecnologías de Guerra Electrónica, HENSOLDT ha desarrollado Kalaetron Attack, una solución de Ataque Electrónico Aéreo que forma parte de la familia de sistemas de autoprotección Kalaetron.

"Con Kalaetron Attack, estamos estableciendo un nuevo estándar en la guerra electrónica, proporcionando a nuestras fuerzas la ventaja que necesitan en el campo de batalla", destaca Luis Gueren.

Con Kalætron Attack de HENSOLDT, las fuerzas aéreas pueden desplegarse incluso contra sistemas de defensa aérea de última generación. Imagen: HENSOLDT

En 2022, Rafael Advanced Defense Systems y HENSOLDT anunciaban su colaboración en una propuesta de capacidades de guerra electrónica para la Fuerza Aérea Alemana en el marco del reemplazo de los aviones Panavia Tornado ECR empleados en tareas de combate electrónico.

La propuesta presentada por ambas compañías se basaba en el empleo del pod de ataque electrónico y escolta Sky Shield de Rafael y los sistemas de ataque electrónico Kalaetron de HENSOLDT. La empresa también está trabajando en esfuerzos de desarrollo de EA a nivel europeo, incluido un proyecto del Programa Europeo de Desarrollo Industrial en Defensa (EDIDP), con Francia, Italia, España y Suecia.

En resumen, la autoprotección aérea y el ataque electrónico se han convertido en componentes cruciales de la defensa moderna, y HENSOLDT está a la vanguardia de esta revolución, asegurando que las fuerzas estén siempre un paso adelante y completamente protegidas.

 

 

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.