Sábado, 24 de febrero de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

“Necesitamos desarrollar tecnologías y soluciones para amenazas y escenarios que están en constante evolución” Celia Pelaz, Hensoldt

Como responsable de Desarrollo de Negocios Estratégicos de Hensoldt, Celia Pelaz gestiona las áreas de estrategia, comunicación, operaciones internacionales y de fusiones y adquisiciones. Antes de ocupar este puesto, dirigió las funciones corporativas de la empresa y actuó como responsable de transformación para la creación de la línea de negocio de electrónica dentro de Airbus Defence and Space. Su experiencia se extiende a una sólida carrera operativa e internacional en puestos como gerente de programas, proyectos, licitaciones y ventas en el área de electrónica de defensa y seguridad, con un punto de partida como ingeniera de sistemas.

¿Cómo definiría la actividad de Hensoldt?

Es bastante simple. Ayudamos a nuestros clientes a satisfacer una necesidad humana básica: la seguridad. A nivel de producto y tecnología, a menudo comparo nuestros servicios con los cinco sentidos y el sistema nervioso que usamos los humanos para percibir y procesar el mundo y las impresiones externas y convertirlas en respuestas. En última instancia, suministramos estos cinco sentidos y el sistema nervioso para varias plataformas de defensa y seguridad.

¿Cuál es su papel como directora de Estrategia?

Junto con mi equipo, soy responsable de la visión estratégica y el desarrollo comercial de Hensoldt. Aquí, la atención se centra a menudo en el mañana y más allá. Por un lado, necesitamos desarrollar tecnologías y soluciones para amenazas y escenarios que están en constante evolución y que seguirán haciéndolo durante los próximos diez o veinte años. Por otro lado, no podemos darnos el lujo de desarrollar de una manera que ignore las necesidades de nuestros clientes; en otras palabras, tenemos que entender la dimensión geopolítica. ¿A qué retos se enfrenta un país? ¿Qué capacidades necesita para hacer frente a estos desafíos? ¿Qué tecnologías pueden cambiar fundamentalmente nuestro modelo de negocio?

El 'Kalaetron Attack' representa la base de las nuevas capacidades de Guerra electrónica del “Eurofighter”.

¿Por qué en este momento lanzó la actualización estratégica "Episodio II"?

La respuesta corta es que habíamos alcanzado todos los hitos en nuestro primer capítulo mucho más rápido de lo previsto. Dado el ritmo de nuestro desarrollo, a veces es fácil olvidar que la marca Hensoldt ni siquiera existía hace cinco años. Hemos mejorado nuestra excelencia operativa, invertido en nuestra cartera, ampliado sustancialmente nuestro equipo cada año y obtenido importantes contratos como contratista general. Se podría decir que en Hensoldt ya todo está orientado hacia el crecimiento. Sin embargo, debemos, y de hecho queremos, abordar la cuestión de cómo se verá la compañía dentro de diez años. Por lo tanto, hemos definido con mayor detalle cómo planeamos crecer en nuestros cuatro vectores estratégicos y explicamos cómo pretendemos traducir esto en iniciativas corporativas específicas; y luego pondremos estas iniciativas en práctica.

¿Cómo necesitamos mejorar en tecnologías digitales, que son cada vez más importantes en la industria de la seguridad y la defensa en Europa?

Desde un punto de vista puramente tecnológico, estamos en una excelente posición en algunas áreas de Europa. Muchos europeos piensan inmediatamente en robots y drones asesinos cuando escuchan defensa más inteligencia artificial. Pero la realidad es muy diferente. El uso de dichas tecnologías se rige por numerosas leyes, incluso antes de que comencemos a desarrollar las tecnologías en primer lugar.

El radar MK1 AESA de los “Eurofighter”.

¿La inteligencia artificial se utiliza en sus productos?

Por supuesto. La inteligencia artificial es el siguiente paso lógico para los algoritmos inteligentes y ya forma parte integral de muchos de nuestros productos. Nuestros sistemas de autoprotección para aviones de combate y helicópteros, por ejemplo, y nuestros sistemas de defensa aérea han sido guiados de forma autónoma por algoritmos inteligentes durante mucho tiempo. El cerebro humano es demasiado lento para reconocer y comprender ciertas amenazas en una etapa temprana y responder en consecuencia.

Sin embargo, nuestros algoritmos de detección de señales y análisis de video también deben poder seguir el ritmo de las nuevas amenazas. Los algoritmos de inteligencia artificial se utilizan, por ejemplo, en nuestro sistema de alerta de radar Kalaetron para la detección de señales, así como en nuestros sistemas anti-UAS. Aquí, el objetivo es detectar y rastrear otros drones y realizar análisis de imágenes de alta precisión. En la división de Hensoldt Analytics estamos trabajando para generar bases sensatas para la toma de decisiones para las misiones a partir de una gran cantidad de datos de código abierto. Sin inteligencia artificial, nada de esto sería posible.

¿Qué dirección está tomando el desarrollo de la Inteligencia Artificial?

Continuaremos invirtiendo mucho en el aprendizaje automático y nuestras capacidades de predicción. Actualmente recopilamos y analizamos datos, lo que facilita una toma de decisiones más rápida y eficaz. En el futuro, queremos poder hacer predicciones precisas sobre lo que sucederá a continuación. Además, finalmente también necesitamos hacer que nuestra infraestructura digital en Europa sea más segura, razón por la cual pondremos la ciberprotección en el centro de nuestros productos. En todas las industrias, trabajamos con demasiada frecuencia en parches para cubrir las brechas y vulnerabilidades tecnológicas, aunque es mucho más importante asegurar la base. Estamos estableciendo estándares, por ejemplo, con el sistema operativo seguro que hemos desarrollado. No solo tenemos datos del espectro electromagnético de los sensores tradicionales al alcance de la mano, sino que también contamos con la capacidad de recopilar datos del ciberespacio. Estamos familiarizados con los desafíos y conceptos de operaciones de nuestros clientes y somos capaces de transformar tecnologías en soluciones. No muchas otras empresas pueden hacer esto.

La inteligencia de fuentes abiertas (OSINT) de Hensoldt Analytics está a la vanguardia del desarrollo de soluciones en el mercado para sus clientes y continúa invirtiendo en esta capacidad disruptiva.

¿Por qué buscan expandir su presencia en Reino Unido, Estados Unidos y Australia?

En primer lugar, creo firmemente que nuestras tecnologías pueden agregar valor a los clientes potenciales en estos países. Estos mercados, debido a su tamaño, son atractivos para Hensoldt. Planeamos operar como un jugador local, establecer asociaciones y desarrollar nuestra presencia. Los primeros pasos ya se han dado y ya tenemos sucursales en los tres países. En Estados Unidos, en particular, también estamos considerando la opción de adquisiciones.

¿Dónde estará Hensoldt al final de la década?

Para entonces, a más tardar, seremos un proveedor de soluciones integradas para sistemas de sensores y análisis de datos, con tecnologías implementadas en todo el mundo. Los tres aviones Pegasus habrán estado surcando los cielos durante algunos años, el Eurofighter Common Radar System (ECRS) Mk1 estará operativo y las tecnologías cibernéticas, de inteligencia artificial y de análisis de datos serán un componente integral de todas las plataformas de seguridad y defensa en Europa. También seremos pioneros tecnológicos de mercados futuros, por ejemplo, de vehículos aéreos no tripulados, y habremos contribuido a garantizar que el hidrógeno sea la principal fuente de energía para misiones y aplicaciones civiles relevantes. Sin embargo, por lo que sé sobre nuestra empresa, lograremos todo esto mucho más rápido. (Luis Llopis)

 

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.