Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La torre Cerberus de TRIUM-DRS, lista para las pruebas de fuego

El consorcio TRIUM-DRS que integra a las compañías Escribano Mechanical & Engineering, Indra y Leonaro Hispania está completando su torre de empleo remoto Cerberus de cara a comenzar las pruebas de fuego próximamente.

La torre de 30 mm. que fue presentada formalmente el pasado mes de enero afronta el final de la fase de fabricación en las instalaciones de la madrileña Escribano Mechanical & Engineering en Alcalá de Henares. Se trata de una torre diseñada con fondos propios por el consorcio con los objetivos marcados del programa del Vehículo de Combate de Ruedas (VCR) 8x8 Dragón del Ejército de Tierra y del mercado global.

Una vez den comienzo las pruebas de fuego, la torre podrá demostrar las capacidades tecnológicas y operativas de uno de los proyectos más relevantes de la industria de Defensa europea durante los próximos años.

La torre Cerberus

La primera torre surgida del consorcio TRIUM-DRS se denomina Cerberus ya ha sido diseñada para el programa VCR 8X8 del Ejército de Tierra español en un tiempo record y con fondos propios.

Se trata de una torre de empleo remoto de 30 o 40 mm. (en el caso del Ejército de Tierra, un Mk44 de ATK con capacidad airbust) en la línea de los diseños actuales en la que se cuenta con un lanzador escamoteable para dos misiles anticarro en el costado derecho posterior y dos sistemas electrópticos independientes para jefe y tirador, lo que permite la realización de maniobras tipo hunter-killer. Estos además tienen funciones intercambiables en caso de necesidad, siendo el visor del jefe orientable en 360 grados. Incorpora además los últimos desarrollos vistos en torres de Escribano como el sistema de simulación integrado, calculador balístico de última generación, firma radar reducida así como interfaz hombre-máquina avanzado.

El visor panorámico para el jefe cuenta con telémetro láser, cámara diurna HD, cámara térmica y video tracker, con movimiento de 360 grados en horizontal y de -10 a +60 grados en la vertical. El visor para el tirador puede moverse en la vertical en el mismo rango y cuenta también con telémetro, cámara diurna, cámara térmica y video tracker.

Otras características de la torre son la inclusión de una ametralladora coaxial MG3 de 7,62 mm. hasta doce dispositivos lanzafumígenos o la posibilidad de contar con blindaje activo (posibilidad de protección de Nivel 2 a 4 según normativa OTAN). El interior del vehículo contaría con dos puestos intercambiables con pantallas de 12 pulgadas. Mientras que el arma principal contará con 200 disparos, la coaxial dispondrá de 500, con municionamiento desde el interior de la torre.

La torre, de la que informamos ya en mayo del año pasado, fue presentada al Jefe de Estado Mayor del Ejército (JEME) general de Ejército Francisco Javier Varela Salas el pasado mes de diciembre. La torre, que ha estado realizando pruebas en el Instituto Tecnológico de La Marañosa (ITM), estará lista en un mes para realizar pruebas instalada sobre un vehículo de combate.

El consorcio TRIUM-DRS

El consorcio, en el que cada una de las partes tiene un tercio del accionariado, se presenta como una opción eminentemente española y europea. Cada una de las compañías aporta su experiencia en las áreas que más experiencia tienen, caso de las torres de Leonardo, la electroóptica y la capacidad de integración de Indra o la fabricación precisa y la ingeniería en el caso de Escribano. Esta última se encargará de la fabricación de las torres en sus instalaciones madrileñas de Alcalá de Henares.

Esta apuesta supone posicionar a la industria española ya que ahora se contará con una capacidad autónoma en el área de torres de empleo remoto que no existía, lo que permitirá además actuar en el mercado europeo y en el internacional. De esta forma se está en condiciones de participar en las diferentes iniciativas que está poniendo en marcha la Unión Europea para activar la pretendida Política Común de Defensa como la Cooperación Estructurada Permanente (PESCO) como del Plan de Acción Europeo de la Defensa (EDAP).

En última instancia la existencia de una compañía española que pueda ofrecer un sistema de armas de este tipo redundará en la creación y sostenimiento de puestos de trabajo en España, gran número de ellos de elevada capacitación así como la generación de riqueza en España. Además la propiedad intelectual reside en España y la proximidad de las instalaciones al usuario final permitiría incluso delegar los mantenimientos de tercer y cuarto escalón del usuario en las instalaciones de Escribano en Alcalá de Henares.

Además dos de las cuatro empresas que participan en la fase de evaluación de las torres para el VCR están dentro de TRIUM-DRS. Concretamente Escribano compite con la no tripulada Guardian 2.0 de 12,70 mm. instalada en el Demostrador D3 y Leonardo Hispania con la HITFIST de 30 mm. tripulada montada en el Demostrador D4 configurado como vehículo de exploración de Caballería y puesto de mando de Sección.

Aunque uno de sus objetivos es ofrecer al Ejército de Tierra una torre de empleo remoto de 30 mm. para el VCR 8x8, TRIUM-DRS se concibe desde un primer momento con el mercado internacional como objetivo, con la intención inicial de concurrir en licitaciones en Italia y Bulgaria que están en proceso de adquirir sistemas de armas de este tipo. También se han establecido contactos con empresas de Francia, Alemania, Portugal y Eslovaquia.

Fotografía: Una de las torres Cerberus en la fase final de fabricación (TRIUM-DRS)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.