Domingo, 3 de marzo de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

Los sistema contracarro Spike LR2 en la VIII Bandera de La Legión del Ejército de Tierra

Los puestos de tiro del “Spike” LR2 han comenzado a llegar a la VIII Bandera “Colón” de la BRILEG. (Octavio Díez Cámara)

El misil Spike LR-Dual (Long Range) se recibió hace ya más de una década, en número de 260 puestos de tiro y 2600 misiles, y está distribuido en distintas unidades del Ejército de Tierra y de la Infantería de Marina, sistema que complementaba al estadounidense TOW, que se recibió hace más de tres décadas. La llegada del Spike LR2 marca un punto de inflexión.

Distintas unidades del Ejército de Tierra español cuentan con distintos tipos de puestos de tiro de misiles contracarro que les permiten actuar ante amenazas como carros de combate, blindados y otros objetivos que puedan encontrarse en el devenir de su misión, sistemas a los que ya se añade el avanzado sistema de origen israelí Spike LR2.

La necesidad de ir sustituyendo el Spike LR-Dual, dado que su alcance y prestaciones han quedado algo degradadas respecto de las amenazas más recientes, ha impulsado al Ministerio de Defensa a impulsar la compra de un nuevo equipo que permita ir reemplazándolo.

Se hizo público ya, y de ello ya les informamos en defensa.com, que el elegido por el Ministerio de Defensa era el sistema Spike LR2, del que se ha previsto incorporar al menos otros 260 puestos de tiro y 2600 misiles, material al que cabría añadir los lanzadores dobles que se incorporarán en las torres de Escribano con cañón de 30mm, que se instalarán en el VCR 8x8 Dragón del Ejército de Tierra.

Los sensores del nuevo puesto de tiro “Spike” LR2 son más avanzados y dan al sistema una mayor funcionalidad operativa. (Octavio Díez Cámara)

De momento, no se ha concretado la compra de los Spike LR2 -o no ha trascendido la misma- que implicará que el equipo de la israelí Rafael Advanced Defense Systems sea fabricado por Pap Tecnos, otras compañías españolas asumirían la fabricación de elementos de los misiles. Podría ser que dada la actual situación internacional se decida apostar por un mayor número de municiones para incrementar los stocks del Ejército de Tierra y poder dar una respuesta diligente a cualquier hipótesis o amenaza.

Refuerzo de capacidades

Algunas unidades del Ejército de Tierra habrían recibido ya algunos puestos de tiro para iniciar el necesario conocimiento del sistema e incluso se dio una lista de aquellas que los tendrían. En la misma no figuraba la Brigada de La Legión (BRILEG) “Rey Alfonso” XIII, que ya dispone de algunos puestos de tiro del Spike LR2.

En concreto, hemos podido observar uno de ellos en la 10ª Compañía de la Brigada “Colón” durante un reciente ejercicio táctico que han realizado en el Centro Nacional de Adiestramiento (CENAD) de “Chinchilla”. El equipo en cuestión, operado por legionarios que ya conocían el sistema LR-Dual ya en uso, es uno de los primeros que reciben y está programado que poco a poco, tras la compra y la fabricación, vayan recibiendo más.

Se han realizado ya algunos cursos básicos para iniciar la preparación de los operadores y mantenedores de este avanzado sistema contracarro. (Octavio Díez Cámara)

Una idea interesante para el Ejército de Tierra podría ser reemplazar con los Spike LR2, que disparan misiles contracarro o multipropósito con un alcance de 5,5 kilómetros e incorporan una avanzada iCLU (Unidad de Control de Lanzamiento Integrado), los TOW que ya han comenzado el proceso de retirada de aquellas unidades que los usaban y dotar a algunas de la Brigadas líderes con ellos; los LR-Dual podrían concentrarse en otras para incidir mejor en la preparación del personal y en los lógicos procesos de mantenimiento.

Es importante la noticia de que la BRILEG ya tiene algunos puestos de tiro Spike LR2 que permitirán incidir en el proceso que está asumiendo como Brigada de Experimentación (BRIEX) de cara al Programa Ejército 2035 que transformará el Ejército de Tierra. (Octavio Díez Cámara)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.