Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Fincantieri construirá las fragatas de la Navy por las que competía Navantia, programa que podría alcanzar los 5.580 millones de dólares

El astillero italiano Fincantieri, a través de su filial estadounidense Fincantieri Marinette Marine (FMM) ha sido elegido para construir las nuevas fragatas para la Marina de los Estados Unidos, las FFG(X), contrato por el que competía Navantia alidada a General Dynamics Bath Iron Works con un buque basado en las fragatas F-100.

Así lo anunció la Marina estadounidense el pasado 30 de abril y el constructor naval italiano lo confirmó el 1 de mayo. El contrato adjudicado es de 795 millones de dólares y contempla la construcción de la primera de las fragatas, cuyo coste total sin embargo será de 1.281 millones de dólares. Los 795 millones adjudicados corresponden el diseño en detalle y la construcción del buque y la diferencia estriba en que el resto corresponde a lo que se conoce como Goverment-Furnished Equipment o GFE, los equipos que suministrará la propia Marina estadounidense entre los que se encuentran el sistema de combate Ageis Baseline 10, el sistema de lanzamiento vertical de misiles Mk 41, el radar o los señuelos por ejemplo.

Y es que la Marina estadounidense se decantó desde el principio por un diseño con bajos riesgos, que debería equipar sistemas ya en servicio, comunes con otros buques y que debería tener un coste unitario de 800 millones de dólares, que finalmente se ha establecido en 781 millones de dólares.

El contrato firmado contempla la construcción de la primera fragata en las instalaciones de FMM en Wisconsin, buque que está basado en el diseño FREMM empleado por las Marinas de Italia y Francia.  Esta primera fragata deberá comenzar a construirse no más tarde de abril de 2022, deberá ser entregada en 2026 y obtendrá la capacidad operativa inicial (IOC) en 2030. Se espera se ejercita la opción de los otros nueve buques hasta completar los 10 previstos, incluyéndose opciones por otros diez buques, elevando el valor total del programa hasta los 5.580 millones de dólares.

Las FFG(X) están catalogadas como buques de pequeño tamaño, si bien se encuentran a medio camino de los Littoral Combat Ship (LCS) y los destructores Arleigh Burke o DDG-100, de hecho su necesidad surgió en 2017 tras comprobar que los LCS resultaban insuficientes para acometer las misiones de las fragatas convencionales, necesitándose un buque más letal y con mayor capacidad de supervivencia. La solicitud de propuestas fue publicada en junio de 2019

En el anuncio, Fincantieri agradece el apoyo del gobierno italiano en su competencia contra los otros astilleros entre los que se encontraba el público español. Se da la circunstancia de que las relaciones entre Estados Unidos y España no pasan por el mejor momento y que incluso haya podido haber pesado el hecho de que el Gobierno español decidiera retirar la fragata “Méndez Núñez” del Grupo de Combate del portaviones estadounidense “Abraham Lincoln” en mayo del año pasado cuando se intensificaron las tensiones con Irán.

De hecho la propuesta española parecía partir con ventaja en 2018 si tenemos cuenta que era el único diseño que ya tenía integrado el sistema de combate Aegis y que las relaciones con el proveedor de este, Lockheed Martin, venían de lejos. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El diseño conceptual de la FFG(X) elegida (U.S.Navy)

La clase Bergamini de la Marina Militare Italiana, de diseño FREMM (Fincantieri)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.