Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El LHD USS Essex de la Marina de EEUU y sus cazabombarderos F-35 frente a la flota rusa

La partida de ajedrez que libra la OTAN y Rusia en el Mediterráneo Oriental acaba de incorporar una nueva pieza con un alto poder de combate, un navío anfibio de la Marina de los Estados Unidos que embarca aviones de combate de 5ª generación Lockheed Martin F-35B de los Marines. La llegada del LHD (Landing Helicopter Dock) USS “Essex” de la US Navy, que embarca además de helicópteros los F-35B Lightning II asignados al Marine Fighter Attack Squadron (VMFA) 211 “Avengers”  del Cuerpo de Marines de Estados Unidos o USMC (United States Marine Corps) al Mediterráneo, se produce en un momento de alta tensión con Rusia.

Como ya informó defensa.com, la Flota rusa iniciaba a primeros de mes una mega maniobra aeronaval en el Mediterráneo Oriental, que coincidió con las tensión entre  Moscú y las fuerzas estadounidenses desplegadas en Siria. Estamos ante un momento crucial, en el que el régimen sirio de Bashar al-Ásad, apoyado por Rusia,  está preparando un ataque a gran escala contra el último bastión rebelde importante en el país sito en la provincia del noroeste de Idlib, que cerraría la guerra civil que asola al país desde 2011, al menos en el plano convencional.                                              

Además, Damasco asegura que los ataques producidos por armas químicas en la región fueron realizados por las fuerzas alineadas con Estados Unidos, como una respuesta a las amenazas de Washington de que atacaría nuevamente a las fuerzas del dictador sirio, si el régimen utilizaba otra vez este tipo de armamento de destrucción masiva.

En este marco las fuerzas aeronavales de la OTAN, incluida su agrupación naval SNMG2 en la que está integrada la fragata española “Cristóbal Colón”, están vigilando de cerca los movimientos aeronavales de los rusos, en el Mediterráneo Oriental. En este contexto el presidente Donald Trump ha enviado al USS “Essex” y otras unidades de su grupo naval o Essex Amphibious Ready Group, que llevan a bordo al 13th MEU (Marine Expeditionary Unit), tras transitar por el Canal de Suez desde el Golfo de Adén, donde estaban desplegadas.

Es la primera vez que una unidad operacional de los Estados Unidos equipada con F-35 se despliega en el escenario mediterráneo, lo que podría suponer la primera acción de combate real de este aparato de 5ª generación. Ya que si bien los F-35A de Israel habrían participado en algunas misiones como aviones de superioridad aérea, los F-35B del VMFA-211, que son de la versión V/STOL (Vertical/Short Take-Off and Landing),  podrían efectuar ataques aire-suelo contra posiciones de los terroristas islámicos del Daesh en Siria o Irak, en el marco de la operación “Inherent Resolve”.

Además las características de baja detección o  stealth del F-35, dan una baza de primera categoría a los Estados Unidos en la región, una muestra de poder en esta vital región del planeta. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Un F-35B del VMFA-211 a punto de despegar del USS “Essex”. Foto: US Navy.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.