Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Helicópteros Jolly Green II y Apache vuelan juntos por primera vez

La Fuerza Aérea estadounidense ha informado de la realización de unas peculiares pruebas a finales del mes de mayo en las que tuvieron lugar ejercicios conjuntos entre el nuevo helicóptero de rescate de combate de la USAF, el HH-60W Jolly Green II y el helicóptero de ataque AH-64 Apache del Ejército de Tierra.

Las pruebas tuvieron lugar en la Base Aérea de la Fuerza Aérea en Eglin y en él tomó parte el 413 Flight Test Squadron que es el que está realizando las pruebas del nuevo HH-60W antes de su entrada en servicio.

Los helicópteros realizaron vuelos conjuntos y realizaron “misiones conjuntas de pruebas” según la Fuerza Aérea sin entrar en más detalles salvo que el Apache, que  procedía del Centro de Prueba Redstone en Alabama, realizó también pruebas de equipos junto al Jolly Green II.

Para la Fuerza Aérea, la “configuración única” del Apache permitió la oportunidad de probar las capacidades del HH-60W de maneras que de otra forma no serían posibles, para asegurarse así que el helicóptero será capaz de cumplir las misiones de búsqueda y rescate de combate que se le encomienden en el futuro.

Estas pruebas siguieron a las que tuvieron lugar en enero en las que se sometió al helicóptero a la evaluación de sus sistemas de comunicaciones y equipos de protección en una cámara anecóica y en las de abril cuando se le sometió a una prueba de resistencia a condiciones atmosféricas extremas en otras instalaciones especializadas donde se simulan temperaturas extremadamente altas y bajas así como lluvia y viento intensos.

Nuevo helicóptero de rescate de combate

El programa Combat Rescue Helicopter (CRH), cuyas características ya analizamos en 2018 se basa en el nuevo helicóptero HH-60W desarrollado por Sikorsky a partir del UH-60M Black Hawk, cuyas primeras imágenes publicamos en 2019, para reemplazar los helicópteros HH-60G Pave Hawk que emplea actualmente la USAF en sus misiones de rescate de pilotos derribados en combate.

Se trata de una aeronave que combina una elevada autonomía gracias a los nuevos depósitos internos de combustible, una elevada supervivencia gracias al blindaje y sistemas de protección y su armamento, además de una nueva aviónica de última generación que incluye radar y sensores electroópticos además de un sistema de gestión de las comunicaciones.

Destacan los citados tanques internos de combustible que permiten al helicóptero no depender de tanques externos y alcanzar las 400 millas de autonomía. La USAF tiene previsto adquirir hasta 113 de estos aparatos, en un programa valorado en nada menos que 6.240 millones de dólares. El helicóptero voló por primera vez en mayo del año pasado y el primer vuelo con pilotos de la USAF a sus mandos tuvo lugar el 11 de julio del año pasado. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Pruebas conjuntas entre el HH-60W y el AH-64 (USAF)

No es habitual ver dos helicópteros de este tipo trabajando juntos (USAF)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.