Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La USAF a punto de recibir su nuevo helicóptero de rescate de combate

Avanzan a buen ritmo los trabajos para poner a punto el que será el nuevo helicóptero de rescate de combate de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF, United States Air Force). Su obtención, que es consecuencia directa de la cancelación en 2009 del programa CSAR-X que se había decidido adquirir una versión especial del CH-47 Chinook, tiene como objetivo reemplazar durante la próxima década a la flota de HH-60G Pave Hawk de la USAF, aparatos que han sido sometidos en las dos últimas décadas a un sustancial esfuerzo en distintos teatros de operaciones especialmente exigentes.

Lockheed Martin lleva trabajando en los últimos años para concretar diversos aspectos del desarrollo del llamado helicóptero CRH (Combat Rescue Helicopter). Al modelo le han dado la designación HH-60W -whiskey- Pave Hawk II y en el mismo está previsto introducir diferentes mejoras para hacerlo más efectivo en su cometido principal, las acciones de rescate de combate que busquen a pilotos abatidos en territorio hostil o a determinadas personas. La futura plataforma aérea, basada en el UH-60M de Sikorsky, contará con una aviónica de nueva generación para mejorar los diferentes aspectos del vuelo e incrementar la supervivencia de la tripulación y de aquellos que transporten, incluirá un novedoso sistema de presentación para gestionar la información de cinco radios, contará con un avanzado radar y cámaras infrarrojas, incluirá varios enlaces cifrados para recibir y enviar información que incluirán el modo Link 16 y contará con distintos equipos para garantizar su supervivencia ante amenazas contrastada.

Se trabaja ya, en plantas como la de Statford en Connecticut, en la integración de esos y otros equipos en el primero de los ejemplares que servirán para comprobar sus capacidades. El primer vuelo está previsto para los últimos meses de 2018 y se realizará en la planta que Sikorsky tiene en West Palm Beach (Florida), materializándose un cierto avance -el fabricante habla de dos meses- respecto de la previsión inicial dada a la USAF para el CRH.

Su obtención es el resultado de un contrato rubricado en 2014 y durante ese periodo se ha trabajado en la concreción de lo que se quería. Se ha previsto fabricar 112 ejemplares que comenzarían a ser entregados al cliente, si todo avanza bien, a partir de la primavera de 2020. En ellos se van a invertir nada menos que 6.240 millones de dólares, de los cuales 5.100 serán para la fase de producción.

En el HH-60W Pave Hawk II se han incluido depósitos de combustible internos para 660 galones de combustible que le permiten tránsitos superiores a las cuatrocientas millas. También contará con blindaje mejorado capaz de soportar impactos de munición perforantes, asientos optimizados para aterrizajes forzosos o caídas, pantallas de presentación en color para el personal de rescate y un soporte optimizado para situar aquel armamento que sea necesario para incidir en los mejores resultados de su misión. (Octavio Díez Cámara)

Fotografía: A partir de 2020 comenzarán las entregas a la USAF del helicóptero  112 CRH que reemplazarán a otros modelos ya en servicio.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.