Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Los retos del 8x8, piedra angular de la brigada 2035

La reciente jornada “Entorno Operativo 2035: Prospectiva Tecnológica” que tuvo lugar en el Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN) el pasado 7 de mayo tuvo al Vehículo de Combate Terrestre del Ejército de Tierra entre sus protagonistas.

Y es que como quedó claro en varias de las ponencias, el VCR 8x8 “Dragón” constituye la piedra angular de la futura Brigada 2035 del Ejército de Tierra. Por ello, el Director del Programa 8x8 en General Dynamics European Land Systems – Santa Bárbara Sistemas (GDELS-SBS) Daniel Pérez, analizó en detalle los retos del programa.

Daniel Pérez desgranó la situación actual del programa, del que se están completando los cinco demostradores tecnológicos, destacando los retos a los que se han enfrentado las empresas que forman la Unión Temporal de Empresas (Indra, SAPA y la propia GDELS-SBS), destacando además el punto de partida de los vehículos, como es la exitosa familia Piranha de General Dynamics, de la que hay más de 10.000 vehículos en veinte países, incluyendo los Piranha IIIC de la Infantería de Marina española.

La sustitución de los veteranos BMR del Ejército de Tierra comenzó con el programa de I+D en el que se embarcaron hace tres años las tres empresas que forman la UTE, afrontando el reto de la Dirección General de Armamento y Material (DGAM) que se basaba en el desarrollo de un sistema en torno a cuatro pilares fundamentales como son la protección, la movilidad, la potencia de fuego y la capacidad de crecimiento gracias a su arquitectura abierta.

Desde entonces GDELS-SBS ha estado evaluando diferentes tecnologías disponibles para el programa, madurándolas e integrándolas en los cinco demostradores ya conocidos. A estos se suma un sexto demostrador, encargado de la movilidad, empleado desde 2016 y puesto a disposición del programa para madurar el grupo Motopropulsor (GMP) desarrollado por SAPA y que pudimos ver en Toledo el año pasado.

Además de las tecnologías, se está afrontando el reto de desarrollar, evaluar e integrar soluciones para configurar las diferentes versiones, así como las distribuciones internas de cada una de las variantes, de tal manera que se ha cubierto el 80 % de las versiones y variantes que se contemplarán en la fase de producción.

En este sentido, el demostrador 1 (D2), que está configurado como Vehículo de Combate de Infantería (VCI) en versión contra carro, puesto de mando de pelotón, tendrá once ocupantes entre conductor, jefe del vehículo, tirador bajo la torre remota y ocho ocupantes en la parte trasera.

El demostrador 2 (D2), configurado también como VCI, contra carro y puesto de mando de compañía, contará con los mismos tres tripulantes más tres ocupantes, manteniendo la máxima comunalidad.

El demostrador 3 (D3) es el Vehículo de Combate Observador Avanzado (VCOAV), mantiene la tripulación similar a las anteriores versiones más tres puestos, dos de ellos para la observación mediante los sensores, situados en sentido de la marcha, más un asistente en posición lateral.

El demostrador 4 (D4), es el Vehículo de Exploración de Caballería (VEC), en este caso el jefe y el tirador se encuentran en la torre de la cesta Hitfist de Leonardo Hispania, disponiendo de espacio para otros cuatro ocupantes hasta completar los siete requeridos para esta versión.

El demostrador 5 (D5) está configurado como Vehículo de Combate de Zapadores (VCRZAP) cuenta con una configuración similar al VCI, con tres tripulantes y ocho ocupantes más.

Un sistema de sistemas

Como punto de partida fue seleccionada para el programa la Plataforma Piranha 5 de General Dynamics, en servicio en más de 20 países. Se partieron de elevados niveles de movilidad, protección e integrabilidad de sistemas. En lo que se refiere a movilidad, se partió de los sistemas heredados del Piranha 5 como cadena cinemática, dirección, freno y suspensión, a los que se ha adaptado el GMP desarrollado por SAPA. En términos de protección, se partía de un elevado nivel, contra minas e IEDs y amenazas balísticas. Por último, en lo que se refiere a integrabilidad, la familia Piranha ha integrado todo tipo de sistemas de armas, de comunicaciones, por lo que se constituye como una base fundamental para poder integrar los elementos del sistema de misión del VCR. El Piranha 5 ofrece elevados niveles de movilidad incluyendo el cuarto eje direccional que permite un radio de giro contenido de 8 metros. La suspensión independiente a las ocho ruedas permite aprovechar las prestaciones del GMP, con pendientes máximas de 30 % vertical y 60 % lateral.

Sobre esta base se ha desarrollado el VCR que puede considerarse un “sistema de sistemas”, organizadas en diferentes capacidades. En primer lugar la protección activa-pasiva, integración de sistemas antiminas, bajo el suelo, balística de distintos niveles. En términos de movilidad, combinando el GMP desarrollado por SAPA dotado de transmisión de lógica binaria, el motor Scania, además del sistema de frenado y dirección. En lo que se refiere a la arquitectura eléctrica, se ha incluido una máquina eléctrica capaz de generar 75 kw. en corriente continua/alterna con su sistema de distribución, entre plataforma y sistemas de misión, además de una Unidad de Potencia Auxiliar. Se dispone de un sistema de almacenamiento eléctrico mediante baterías de ion-litio de 82 amperios /hora.

El sistema  de misión desarrollado por Indra es la suma de 4 programas tecnológicas: sensores, inhibidores, sistemas de comunicaciones, y sistemas de gestión de información. En lo que se refiere a la letalidad se incluyen distintos sistemas de armas evaluados, trabajo conjunto entre Indra y Santa Bárbara Sistemas, realizando la integración física y con el sistema de misión, adaptando a los requisitos del programa. La estructura de partida es la barcaza adaptada a partir de Piranha 5 a cada demostrador, incluyendo elementos como la climatización, refrigeración, cabrestantes, zapadores, contra incendios.

Se han afrontado gran número de retos, por ejemplo al integrar hasta  cinco sistemas de armas, teniendo en cuenta el diseño y evaluación con 30 años vista, el comportamiento idóneo de la plataforma para ofrecer unas elevadas prestaciones. Otro reto ha sido la arquitectura eléctrica, tanto generación como distribución eléctrica, gran número de sensores y equipos, tanto en barcaza como torres. Por eso se ha diseñado un sistema específico ya analizado.

Los retos referentes a la protección, se han afrontado a partir de la configuración del Piranha 5 pero con desarrollos específicos en protección balística de alto nivel y con el criterio de modularidad para poder incrementar la protección con soluciones más ligeras o de mayor protección. También se han diseñado nuevos elementos al afrontar retos en áreas que van del aire acondicionado, a los sistemas de admisión y escape del motor para poder integrar el GMP. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El ponente durante un momento de su intervención (autor)

·Las diferentes configuraciones internas de los vehículos (autor)

·Los siete sistemas principales del 8x8 (autor)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.