Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Así serán los cinco demostradores del VCR Dragón

El Ejército de Tierra ha publicado cinco infografías en las que se presenta el aspecto que tendrá cada uno de los cinco demostradores tecnológicos del Vehículo de Combate de Ruedas (VCR) 8x8 Dragón.

Estos diseños presentan ya un aspecto muy parecido al que tendrán las versiones definitivas en las que se sigue trabajando para poder realizar las entregas a la Brigada de La Legión, previsiblemente en julio, para su evaluación.

La primera tarea del denominado Plan de Verificación, Validación y Pruebas es completar la certificación de la protección contra minas y Dispositivos Explosivos Improvisados (IEDs) sobre los demostradores D4 y D5 en noviembre de este año, aspecto que nos confirma recientemente el coronel Manuel Jesús de Hoyos, jefe del programa VCR 8x8 en la Dirección General de Armamento y Material (DGAM) en una entrevista que publicaremos en breve.

Así en las infografías vemos las características de los cinco demostradores que avanzamos en mayo de 2017 y confirmamos en el número 481 de la revista Defensa correspondiente al mes de mayo, en el artículo “los sistemas de armas del VCR 8X8”:

El Demostrador 1 (D1) incluye la torre de empleo remoto UT30Mk2 de Navantia (con Elbit Systems y Expal), junto con el lanzador de misiles Spike LR, los equipos del Programa Tecnológico PT1 (incremento de seguridad) salvo los implementos contra los IED, el blindaje añadido y el conjunto contra RPG, los del PT2 (conciencia situacional), los del PT4 (CIS e integración) a nivel de pelotón y el PT5 (grupo motopropulsor).

El Demostrador 2 (D2) incluye la misma combinación de equipos que el D1, salvo que se evalúa la torre de 30 mm. de empleo remoto Samson Mk2 de Pap Tecnos con el lanzador de misiles Spike LR y el PT4 es a nivel de compañía.

El Demostrador 3 (D3) está compuesto por todos los equipos del D1, salvo que la torre es la Guardian 2.0 de Escribano Mechanical Engineering, y los equipos del PT3 (Vehículo de Combate de Observador Avanzado).

El Demostrador 4 (D4) es similar a la configuración D1, salvo que incluye la torre tripulada Leonardo Hispania HITFIST de 30 mm. y que el PT4 es de nivel de sección.

Demostrador 5 (D5) incluye la torre de empleo remoto de 12,7 mm. Mini Samson de Pap Tecnos, los implementos contra IED, el blindaje añadido y el conjunto anti RPG.

Las cifras del programa

Aunque las claves de este programa ya fueron adelantadas en junio de 2017 y en el número 467 de la revista Defensa, correspondiente a marzo de ese año, merece la pena detenerse de nuevo en algunas de las más importantes cifras. Aunque la estrategia de adquisición aún no está definida, según analizamos en abril del año pasado, en la primera fase se contempla la construcción de 348 vehículos con los que el Ejército de Tierra podrá constituir cuatro agrupaciones tácticas.

De estos, 340 irán dotados de torres de diferentes versiones. Muy importante y a diferencia de otros programas anteriores, se ha incluido el coste del apoyo logístico integrado (ILS) durante el ciclo de vida de programa, de ahí que de los 3800 millones que costará previsiblemente el programa, solo 1600 están destinados a la compra directa y 2200 para el mantenimiento y modernización durante los próximos 30 años. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El Demostrador D1 con la torre UT 30 Mk2 de Elbit Systems (Ejército de Tierra)

·El Demostrador D2 con la torre Samson Mk2 de Rafael (Ejército de Tierra)

·El Demostrador D3 con la torre Guardian 2.0 configurado como Vehículo de Combate de Observador Avanzado (Ejército de Tierra)

·El Demostrador D4 con la torre HITFIST (Ejército de Tierra)

·El Demostrador D5 con la torre mini Samson y los implementos contra IEDs, blindaje añadido (Ejército de Tierra)

·Línea de montaje de los demostradores VCR 8x8 en la fábrica de Sevilla (SBS)

·El Demostrador de Movilidad del VCR (Ejército de Tierra)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.