Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Navantia ofrece su torre Tizona en versiones tripulada y no tripulada para el Dragón del Ejército de Tierra

Navantia ha ofertado al Ministerio de Defensa equipar al Vehículo de Combate de Ruedas (VCR) 8x8 “Dragón” del Ejército de Tierra con dos variantes de su torre Tizona de 30 mm. De esta manera se suministrarían 176 torres no tripuladas de empleo remoto UT30Mk2 (40 de ellas dotadas de lanzadores dobles para misiles Spike LR) y 58 torres MT30Mk2 tripuladas para los vehículos para la Caballería.

Esta propuesta se beneficia de los ahorros de escala derivados de la elevada comunalidad entre ambas torres o el apoyo al ciclo de vida común. Se trata de una posibilidad que contemplamos ya en 2017 cuando analizamos la por entonces nueva torre de Elbit Systems en versiones tripulada o no tripulada. Durante una reciente visita a las instalaciones de Navantia Sistemas en San Fernando pudimos conocer los detalles de esta propuesta y del plan industrial, tema que trataremos en breve.

Una misma configuración

No es muy conocido que el desarrollo de la torre UT/MT30Mk2 de Elbit Systems se basa en la diseñada para el carro de combate israelí Merkava IV. Aparte del calibre del arma principal, la tecnología, sensores y arquitectura son comunes hasta el punto que Elbit Systems, el tecnólogo de la torre, ha aplicado su experiencia en electro óptica (cámaras térmicas, laser para alerta y telemetría y sensores diurnos), pantallas de presentación de datos, computadora balística, sistemas de movimiento y estabilización de la torre y el cañón (incluyendo motores, cajas de reducción o controles), unidades de potencia para la torre, sensores de orientación espacial (que miden aceleración, inclinación y estabilización), unidades de lanzamiento de misiles y también tecnología de protección activa, basada en el Iron Fist, desarrollada por Israel Military Industries (IMI), ahora dentro del grupo Elbit Systems.

En el caso de la UT/MT30MK2, la torre se ha diseñado bajo un concepto modular según la cual la única diferencia fundamental es la inclusión de la cesta móvil para el jefe del vehículo y el tirador bajo la torre. Se comparten la arquitectura, un 95 por ciento de los subsistemas (incluyendo puestos de control o dirección de tiro por ejemplo) o la interface mecánica del techo del vehículo. Hasta habría una línea de montaje común para las dos configuraciones. Las ventajas también incluyen la operación, formación y mantenimiento idénticos en ambas versiones, pudiendo incluirse el lanzador de misiles Spike LR en ambas torres.

El ahorro en el coste del ciclo de vida se estima en nada menos que 25 millones de euros, sin tener en cuenta el ahorro por la comunalidad en repuestos. Además según el fabricante, el coste de adquisición de la torre tripulada sería significativamente menor que la opción considerada inicialmente.

Para Navantia esta propuesta cumple los requisitos del programa VCR 8x8 “Dragón”  y ya ha sido integrada en vehículos similares, caso del 8x8 Piranha 5 para Rumanía. Se incluye una importante transferencia de tecnología y el contenido nacional está por encima del 70 %. Además de compartir la configuración, hay ventajas para el fabricante del 8x8 que tiene que montar solo un tipo de torre, considerando el fabricante que se trata de la propuesta de menor riesgo para el Ministerio de Defensa.

La propuesta

Navantia, junto a Elbit Systems, y Expal, ha ofrecido la torre Tizona en configuraciones tripulada y no tripulada, beneficiándose de su experiencia en el área de construcción de artillería y torres de diversos calibres, incluyendo fabricación bajo licencia de productos de Leonardo y Rheinmetall por ejemplo. De hecho la compañía española ya ha fabricado una torre UT30Mk2 en sus instalaciones bajo la supervisión de Ebit Systems para el programa croata de vehículos blindados Patria AMV 8x8. 

La participación española en esta propuesta alcanza el 70 %, incluyéndose un acuerdo de licencia para sostener y evolucionar las torres a cargo de Navantia, un acuerdo para la exportación de las torres a los mercados de Hispanoamérica y Oriente Medio y la transferencia de tecnología en áreas claves como el sistema de visión Iron Vision, el citado sistema de protección activa Iron Fist y municiones guiadas. Para acometer este desafío Navantia tiene previsto invertir 5 millones de euros en los próximos años en el área de I+D+i.

Recordemos que entre las características de la torre Tizona, que compartirían ambas versiones están el cañón ATK Mk44 de 30 mm. con capacidad para disparar munición airbust o ABM y ATK Mk44S, además de una ametralladora coaxial de 7,62 mm. El cañón puede elevarse hasta los 60 grados y descender 10 grados. Se incluyen 200 proyectiles de 30 mm. en la torre y 5.000 de 7,62 mm., ambas versiones pueden incorporar lanzadores de granadas fumígenas, blindaje con un nivel STANAG de nivel 2 con capacidad de crecimiento al 4 y la posibilidad de incluir blindaje activo. La interface mecánica del techo es idéntica para las dos configuraciones incluyendo la misma abertura, mecanizado y anillo adaptador.

La dirección de tiro es común y ha sido probada en combate, incluyendo sensores térmicos, visibles y láser, estabilización en dos ejes en la mira del artillero o visores electroópticos independientes para jefe y tirador para poder realizar la función hunter-killer. La torre incluye movimiento eléctrico y estabilización autónoma, sistema de alerta láser y avanzado interfaz hombre-máquina. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El Demostrador D1 con la torre de Elbit Systems (Ministerio de Defensa)

La torre Tizona presentada en FEINDEF (autor)

La torre Tizona puede configurarse como tripulada o de empleo remoto (Navantia)

Torre MT30Mk2 (Navantia)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.