Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Armada adquirirá 44 estaciones de empleo remoto para sus buques y VAMTACs

La Dirección de Abastecimiento y Transportes de la Jefatura de Apoyo Logístico de la Armada ha puesto en marcha un acuerdo marco para la adquisición de torres de armas de empleo remoto (Remote Weapon Station o RWS) para dotar en sus buques actuales y en los Vehículos de Alta Movilidad Táctica (VAMTAC).

Dicho acuerdo marco, valorado en 11,7 millones de euros incluye el suministro, la instalación y el apoyo logístico integrado de 34 torres de empleo naval, 8 preinstalaciones adicionales en buques y 10 torres terrestres.

Se distribuirá en dos lotes. El denominado Lote 1 contempla las 34 torres navales y las 8 preinstalaciones por un importe de 9 millones de euros, mientras que el Lote 2 incluye las 10 torres terrestres, valoradas en 2,7 millones de euros.

Aunque se separen en dos lotes, se contemplan las ventajas de la comunalidad de sistemas entre la versión naval y terrestre, lo que redundaría en ahorro en formación, fabricación y mantenimiento, pudiendo tratarse de sistemas similares con variaciones o adaptaciones específicas para cada uno de los entornos de operación.

Cada torre se podrá utilizar con armas como la ametralladora ligera Minimi de 5,56 mm., la ametralladora media Minimi/MG de 7,62, la ametralladora pesada de Browning de 12,70 mm. y el lanzagranadas MK-19 Mod 3 de 40x53 mm. En el caso de la versión naval es imprescindible el empleo de las ametralladoras medias y pesadas y deseable las otras dos mientras que en el caso de la versión terrestre las armas imprescindibles son la ametralladora pesada y el lanzagranadas, siendo deseable las restantes.

Las 10 torres terrestres se instalarían en los VAMTAC ST5 en versión Vadeo Sin Preparación o VSP, como ya adelantamos a comienzos de año, concretamente se recibirán 6 en 2019 y 4 entre 2020 y 2022. Las torres navales se incorporarían a buques actualmente en dotación en la Armada que carecen de este tipo de sistemas de defensa, como las fragatas F-100, los Buques de Aprovisionamiento de Combate (BAC), los buques anfibios o el Buque de Proyección Estratégica “Juan Carlos I”. Se recibirán 34 torres, concretamente 6 torres en 2019, 8 en 2020, 10 en 2021 y 10 en 2022. Las 8 preinstalaciones adicionales permitirán la rotación de las torres entre distintas plataformas, es decir, habrá 42 instalaciones para torres repartidas entre los buques de la Armada entre las que se repartirán las 34 torres a adquirir.

En el caso de las torres navales, por decisión del Grupo de Trabajo de Equipos Principales de la Fragata F-110, por cuestiones de comunalidad de sistemas en la Armada con los beneficios económicos y operativos que ello conlleva, el sistema que se adquiera ahora será el mismo que se adquiera para dotar las RWS de 12,70 mm. de las F-110, que serán 20 sistemas (5 buques, 4 por buque). Para más adelante quedaría pendiente la elección de una RWS de mayor calibre, previsiblemente 20 mm. para las futuras F-110.

El acuerdo marco tendrá una duración de cuatro años, hasta 2022, estando previsto que las empresas que estén interesadas puedan obtener los pliegos de prescripciones técnicas y de cláusulas administrativas particulares hasta el 26 de diciembre, presentar ofertas hasta el día siguiente, siendo el 10 de enero la fecha prevista para la apertura de las ofertas económicas.

Entre los criterios de valoración de las propuestas destaca el precio, que en ambos lotes supone un 60 % de la ponderación, aunque en el caso de la torre terrestre se valorará también la estandarización con los sistemas en servicio del Ejército de Tierra, que serían actualmente las mini Samson.

Las opciones

Actualmente el mercado ofrece varias propuestas ya conocidas en España como las torres mini Samson de la israelí Rafael, comercializadas en España a través de Pap Tecnos, que en versión terrestre están en servicio en los RG-31, los Vehículos de Exploración y Reconocimiento Terrestre (VERT) y estarán en la versión de zapadores del vehículo Pizarro. La versión naval de este arma recibe la denominación de mini-Typhoon. La Armada emplea en la fragata F-105 y en los cuatro Buques de Acción Marítima (BAM) el sistema no tripulado MK-38 de 25 de este fabricante.

Leonardo Hispania (antes OTO Melara Ibérica) dispone de las versiones terrestres y navales de la torre Hitrole.

La compañía española Escribano Mecanical & Engineering ha desarrollado su estación terrestre Guardian 2.0 seleccionada para el Vehículo de Combate de Ruedas (VCR) del Ejército de Tierra, así como estaciones navales como la Sentinel 20 y Sentinel 30, la primera diseñada junto a la Armada española. En este caso, la torre ofrecida es la denominada Sentinel 2.0, basada en la Guardian 2.0 pero adaptada a los requerimientos del entorno naval (tratamientos exteriores, conectores eléctricos y otros elementos menores).

Fuentes del sector nos confirman que torres de al menos estos tres candidatos han sido evaluados a bordo de un buque de la Armada española durante el año pasado. (José Mª Navarro García)

Fotografía: La Guardian 2.0 (autor)

·Mini Samson sobre RG-31 Nyala (Ejército de Tierra)

·La Hitrole G en este caso con un ametralladora multitubo (Leonardo Hispania)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.