Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Raytheon y Rheinmetall ofrecen el blindado Lynx al Army

La compañía alemana Rheinmetall se ha aliado con la estadounidense Raytheon para ofrecer al Ejército de Tierra estadounidense su vehículo blindado KF41 Lynx de cara al programa Optionally Manned Fighting Vehicle (OMFV) con el que se sustituirá al Bradley.

Las dos compañías han formado la joint venture Raytheon Rheinmetall Land Systems que ofrece un blindado adaptado a las necesidades del Army basado en las características ya conocidas del Lynx, seleccionado recientemente como finalista por Australia, con los sistemas de armas de última generación de Raytheon.

De esta manera, la joint venture ofrece la posibilidad de nacionalizar el Lynx, fabricándolo en Estados Unidos y dotándolo de soluciones de Raytheon como su sistema de protección activa, el sistema contra UAVs Coyote, visores térmicos de última generación o el misil anticarro TOW. Durante la presentación de la joint venture los directivos de ambas compañías destacaron que de ser elegido, el Lynx será fabricado en Estados Unidos por trabajadores estadounidenses.

Entre las características de este Lynx de última generación que se suman a las ya conocidas desde su aparición en 2016 están la incorporación de sistemas de armas de última generación como la conocida torre Lance con cañones de hasta 35 mm. con munición AHEAD, otras torres con cañones de hasta 50 mm.  capacidad hunter-killer gracias a sus visores dobles o estaciones de armas de empleo remoto.

El vehículo tiene una gran capacidad de crecimiento ya que se contemplan pesos desde los 37 hasta las 55 lo que permite incorporar diferentes blindajes, incluyendo activos y gran capacidad de transporte de personal. La configuración mecánica está preparada para emplearlo modo autónomo u opcionalmente tripulado.

Está previsto que el Army comience a desplegar su nuevo vehículo en 2026, con el combate en entornos urbanos y “terrenos rurales” como su principal misión. Entre las características de este programa destacan las capacidades de conducción autónoma u opcionalmente tripulada, lo que requiere de la incorporación de tecnologías de última generación asociadas a la navegación y propulsión.

El OMFV es heredero del programa Next Generation Combat Vehicle (NGCV), analizado con anterioridad en defensa.com, es uno de los programas estrella del nuevo Army Futures Command y en el que participan empresa españolas como SAPA, dada su experiencia en los sistemas de propulsión para vehículos blindados y en la adopción de soluciones que permitan su conducción autónoma.

(José Mª Navarro García)

Fotografía: El Lynx, para el Army (Rheinmetall)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.