¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Jueves, 23 de mayo de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

España habría elegido el misil NSM para las fragatas F-110 y modernizar las F-100 de la Armada

El NSM en lanzamiento desde un buque (Kongsberg)
Hace poco analizábamos las necesidades de las Fuerzas Armadas españolas de modernizar su repertorio de misiles antibuque. Ahora descubrimos que se ha iniciado el proceso de adquisición del misil antbuque NSM de la noruega Kongsberg, un sistema que hemos analizado en repetidas ocasiones dada su versatilidad.

 

Todo comenzaba cuando el fabricante noruego Konsberg incluía una bandera de España entre la lista de países que han seleccionado el NSM o su versión de lanzamiento aéreo JSM.

A continuación, un medio noruego era el primero en percatarse de ello y publicaba un artículo en el que el fabricante del misil confirma que “antes de las vacaciones de verano el Ministerio de Defensa español había elegido uno de los productos de la empresa”. Se cita en concreto el NSM como elegido tras un proceso de selección para dotar de un nuevo misil antibuque que reemplace a los Harpoon en las fragatas F-100 de la Armada y equipe a las nuevas F-110.

A partir de ahí las especulaciones se han desatado alimentadas también por la polivalencia de este misil antibuque y de ataque a tierra que puede ser integrado en buques de superficie, submarinos (aún en desarrollo), aviones de combate, helicópteros y en camiones como sistema de defensa costera.

Las Fuerzas Armadas españolas podrían integrar todas estas variantes, dadas las carencias existentes, si bien la opción que más posibilidades tiene es la citada por el medio noruego, de dotar a las nuevas fragatas F-110 clase Bonifaz y modernizar las F-100 Álvaro de Bazán, tan necesitadas de una modernización de media vida (Medium Life Update o MLU).

Los aviones de combate Eurofighter Typhoon del Ejército del Aire también podrían integrarlo ya que el fabricante ha acometido esta tarea y el F-35 tan anunciado para El Ejército del Aire y la Armada lo incluyen entre su panoplia de armas (F-35A en bodega interna y F-35B en el exterior).

Igualmente la Flotilla de Aeronaves de la Armada, en proceso de renovación de sus medios, podría integrarlos en los MH-60R anunciados al estilo de lo que ha anunciado India y el Ejército de Tierra está necesitado a su vez de renovar sus medios de defensa costera y antibuque con un medio como este que ya opera montado en camiones. Hasta los submarinos S-80 Plus en construcción podrían integrarlo una vez se complete su desarrollo si bien esta opción parece más compleja después de haberse seleccionado una de las versiones más modernas del Harpoon en versión de lanzamiento sumergido o Sub Harpoon Block II.

Un éxito internacional

España se suma a una lista de nueve clientes internacionales entre los que se postuló recientemente la Royal Navy británica según analizamos y Japón para dotar a sus aviones de combate F-35 en forma de JSM, la variante del NSM rediseñada para entrar en la bodega del avión de Lockheed Martin.

Empleado desde buque uno de sus últimos clientes es la Marina estadounidense que anunció su intención de integrarlo en los Littoral Combat Ship (LCS) después de probarlo en varios ejercicios internacionales. En 2018 la Marina alemana lo seleccionó para reemplazar al Harpoon estadounidense. Concretamente se instalará en las cuatro fragatas antisubmarinas F123 clase Branderburg, las tres fragatas antiaéreas F124 clase Sachsen, las cuatro fragatas F125 clase Baden-Württemberg y las seis fragatas del nuevo programa MKS180 o Multi-role Combat Ship 180.

También puede ser empleado desde helicópteros según analizamos con motivo de su elección para dotar a los nuevos helicópteros antisubmarinos MH-60R de India en forma de NSM-HL (por Helicopter Launched).

El NSM también puede ser configurado como sistema antibuque desde tierra en forma de defensa móvil costera, al punto de que el Ejército de Tierra estadounidense mostró en 2015 interés en su adquisición y ha realizado las primeras pruebas.

Incluso existe un sistema antibuque y de ataque a tierra terrestre autónomo a partir del NSM diseñado para la Infantería de Marina estadounidense, el NMESIS, consistente en un lanzador cuádruple de estos misiles sobre camión no tripulado, sistema que ya ha entrado en producción rápidamente tras las pertinentes pruebas.

El NSM

El NSM (Nytt Sjomalsmissil o Nuevo Misil Antibuque, denominado actualmente Naval Strike Missile) es un misil de largo alcance de precisión diseñado para ser empleado desde varias plataformas y contra objetivos diversos. En la versión básica tiene una longitud de 3,95 m. y un peso de 347 kg. Tiene un alcance de 150 km. con una velocidad subsónica elevada y una cabeza de combate de 120 kg.

Es del modo “dispara y olvida”, con guiado GPS e inercial para navegación de medio curso, realizándose la orientación terminal mediante un visor IIR de alta definición unido a un software de clasificación de blancos que permite elegir el mejor punto de impacto. Cuenta con altímetro laser para mantener el guiado mientras maniobra, dispone de cierto grado de furtividad y puede realizar maniobras de altos Gs. Su motor turbofan no produce humo y dispone de una baja firma radar e infrarroja.

Captura clientes NSM (Kongsberg)

Captura clientes NSM (Kongsberg)

El NSM permite la elección de objetivos de alto valor ubicados a largas distancias, volando a muy baja altitud. Un sistema de planificación de misión permitirá la definición de rutas para estos misiles, con waypoints concretos y seguimiento del terreno y criterios específicos de selección de blancos.

Es un misil de quinta generación en servicio, que ha sido integrado en las fragatas F-310 noruegas Fridtjof Nansen de fabricación española y en la defensa costera móvil polaca. Se presenta en contenedores de lanzamiento de 4 m. de largo y una sección de 81x80 cm. con un peso de 710 kg. en grupos de cuatro misiles en una rampa en el buque aunque el fabricante aspira a integrarlo en el VLS MK-41 lo que facilitaría su integración en las fragatas de la Armada española

Se han desarrollado versiones para lanzamiento desde aeronaves o helicópteros y desde baterías de defensa de costa, ha sido probado en el NH-90 NFH y ha sido integrado en los aviones de combate F-35 noruegos en forma del JSM. Australia también lo integrará en sus F-35 con ciertas modificaciones según analizamos en 2017 y también se está integrando en los aviones de combate Eurofighter Typhoon. (José Mª Navarro García)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.