Domingo, 29 de enero de 2023 Iniciar Sesión Suscríbase

Ucrania recibirá carros de combate T-72B marroquíes modernizados en República Checa y financiados por Estados Unidos y Holanda

El primer ministro checo durante su visita a Excalibur Army con uno de los carros que se enviarán a Ucrania (Excalibur Army)

La cuestión del suministro de carros de combate de todo tipo a Ucrania para defenderse de la invasión rusa no deja de generar titulares. En este caso un movimiento a varias bandas habría derivado en el envío de 20 carros de combate T-72B de origen marroquí modernizados por la empresa checa Excalibur Army.

Desde que los países europeos y los miembros de la OTAN comenzaron a enviar material militar a Ucrania, una de las primeras opciones, mucho antes de que se hablara de carros de combate Leopard, fue el suministro de material de fabricación o diseño ruso a cambio de la promesa de sustituirlo por moderno material de diseño occidental. Es el caso por ejemplo de los aviones de combate, o diferentes tipos de blindados que antiguos países de la órbita soviética enviaron a Ucrania bajo el compromiso de recibir contrapartidas modernas.

En la cumbre que tuvo lugar el 26 de abril el año pasado en la base militar alemana de Ramstein, se solicitó a los dos únicos países norteafricanos presentes el suministro de sus carros de combate T-72 a Ucrania, caso de Marruecos y Túnez.

Petr Fiala escribe una dedicatoria en el cañón del carro de combate (Ministerio de Defensa checo)

La situación se aceleró al estar la compañía checa Excalibur Army inmersa en un proceso de modernización de carros de combate T-72B marroquíes de los que se habría llegado a un acuerdo para enviar 20 (al menos, como veremos más adelante) a Ucrania a cambio de recibir equipamiento por el mismo importe suministrado por el grupo checo CSG al que pertenece Excalibur Army.

El último giro de esta operación tuvo lugar el pasado 9 de enero con motivo de la visita del primer ministro checo Petr Fiala a las instalaciones de Excalibur Army en Šternberk. En las fotografías difundidas por el primer ministro, por el Ministerio de Defensa checo y por Excalibur Army, se pueden ver varios de estos carros de combate modernizados (a los que Excalibur denomina T-72EA, previsiblemente por “Excalibur Army”). La anécdota tuvo lugar cuando Fiala escribió el mensaje “a los bravos defensores de Ucrania” en el cañón de uno de estos carros modernizados.

Según informa el Ministerio de Defensa checo, este está actuando como coordinador de un programa financiado por Estados Unidos y Holanda basado en la modernización de carros de combate T-72 con destino a Ucrania. Según el propio Ministerio, 20 de un total de 90 carros de combate ya han sido entregados a Ucrania a finales del año pasado, continuando Excalibur Army con las entregas según lo previsto.

Imagen de costado de uno de los T-72EA (Ministerio de Defensa checo)

No conocemos el número exacto de carros de combate que Marruecos estaba modernizando, si bien podría coincidir con los 90 carros de combate mencionados por el Ministerio, correspondiendo la afirmación de que estos primeros 20 carros con marroquíes a webs del norte de África como menadefense.net.

La información disponible sugiere que Marruecos compró en 1999 y 2000 dos lotes de carros de combate T-72 en Bielorrusia, concretamente 148 T-72, 136 T-72B y 12 T-72BK si bien operaría actualmente un número muy inferior. En las imágenes mostradas se aprecia que al menos exteriormente los carros han sido puestos al día, pintados en un tono boscoso más apropiado que el árido con el que contaban y que se les ha dotado de blindaje reactivo tanto en los costados como parte frontal de la barcaza y de la torre.

Probablemente la relación privilegiada que tiene Marruecos con Estados Unidos, que lo considera el principal aliado en el Norte de África, suponga la llegada de carros de combate M-1A1 Abrams adicionales como los que ya está adquiriendo. De paso se envía un mensaje a Rusia, el principal proveedor de material militar de su vecina Argelia. (José Mª Navarro García)

 

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.