Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Primer F-35 caído

El pasado 28 de septiembre será una fecha que pasará a la historia del avión de combate F-35 de Lockheed Martin. El mismo día que el constructor y el Departamento de Defensa estadounidense anunciaban una nueva reducción de precios y tan solo un día después de que los F-35B de la Infantería de Marina debutaran en Afganistán, se perdía uno de estos aparatos en territorio estadounidense.

El primer accidente de un F-35 y la primera eyección de emergencia desde este avión tuvieron lugar la mañana del pasado viernes cuando un F-35B despegaba de la Estación Aeronaval de los Marines (MCAS) en Beaufort, Carolina del Sur.

El piloto del avión, uno de los diseñados para despegar y aterrizar en corto, detectó un fallo que le obligo a eyectarse, cayendo a tierra el avión poco después en el área conocida como Gray Hill. Como es habitual en estas ocasiones, el piloto está en observación dada la peligrosidad de una maniobra como la eyección, mientras que se ha iniciado la pertinente investigación de las causas del accidente, de las que aún no se ha informado.

La Estación Aeronaval de Beaufort alberga el grupo 31 de Aeronaves de los Marines (Marine Aircraft Group 31), que incluye varios escuadrones de F/A-18A/C Hornet de diferentes versiones y un escuadrón de entrenamiento del F-35B Lighgning II al que supuestamente pertenecería la aeronave siniestrada. Se trata del VMFAT 501 “Warlords” que incluye 20 de estas aeronaves.

Tan solo un día antes del accidente, otro F-35B de los “marines” protagonizaba su estreno en combate en Afganistán, atacando posiciones de los talibanes, apoyando la Operación Freedom’s Sentinel. Aunque anteriormente, en mayo, había sido Israel quien empleó por primera vez oficialmente este moderno avión de combate, según informamos entonces. (José Mª Navarro García)

Fotografías:

·F-35 caído (Sam Richardson)

·Un F-35B Lightning II del escuadrón VMFAT 501 EN 2013 (USAF)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.