Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El precio del próximo avión de combate estadounidense triplicará el del F-35

Habituales son los debates sobre la escalada de precios y los costes del avión de combate F-35 de Lockheed Martin, cuyo coste unitario oscila en torno a los 100 millones de dólares, caso de la versión convencional o A.

Sin embargo estas cifras palidecen ante las estimaciones de la Oficina de Presupuestos del Congreso estadounidense (Congressional Budget Office o CBO) que ha calculado en un informe reciente que el coste unitario de cada avión del programa  Penetrating Counter Air (PCA) sería de 300 millones de dólares.

El programa Penetrating Counter Air es el programa de la Fuerza Aérea estadounidense que estudia el sustituto de los actuales aviones de superioridad aérea, los F-22 Raptor y F-15 C y D Eagle y que debería entrar en servicio a partir de 2030.

Según los cálculos de la CBO, la Fuerza Aérea estadounidense necesitaría 414 de estas nuevas aeronaves cuyas características se basarían en un mayor alcance, mayor capacidad de carga, mayor velocidad, mejores sensores, mayor sigilo y sensores avanzados. De esta manera podría adentrarse en los escenarios más complejos del tipo Anti-Acces/Area Denial (A2/AD) de Rusia o China.

Si lo cálculos de la CBO son ciertos en 2033 la USAF necesitaría al menos 26.000 millones de dólares solo para adquirir los aviones necesarios entre el nuevo PCA de sexta generación, los F-35 encargados y el nuevo bombardero B-21 Raider.

En 2016 la Fuerza Aérea estadounidense publicó el documento Air Superiority 2030 en el que planificaba sus adquisiciones futuras y confirmaba la necesidad de un nuevo avión de combate que estaría conectado a una familia de sistemas tanto en el aire, espacio, entorno cibernético como en el espectro electromagnético.

De materializarse estos costes, es de prever que el número final de aeronaves se vea mermado, como ha pasado en el pasado con otros programas como el mismo F-22 o el bombardero B-2 puesto que a los costes de adquisición y desarrollo hay que sumar los de operación y sostenimiento. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Aspecto del PCA según un video publicado por el Air Research Laboratory USAF)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.