Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Japón ofrece a Francia y Alemania la tecnología del Kawasaki P-1 para su avión de patrulla marítima

Las conversaciones que comenzaron el año pasado entre los gobiernos japonés, francés y alemán destinados a promocionar el avión de patrulla marítima Kawasaki P-1 en los dos países europeos podrían materializarse en una oferta que pasa por la instalación de los sistemas de misión del avión japonés en una aeronave europea.

Descartada aparentemente la idea de vender el avión completo a Alemania y Francia, que participan ya en dos programas análogos (un avión patrulla marítima entre ambos países y otro multimisión en el marco de la OTAN, en el que también participa España), la opción que estarían barajando los tres países pasa por la adaptación de sistemas desarrollados para el P-1 a una plataforma de Airbus, como el A320Neo o el Falcon 8x de Dassault,.

Sería esta la evolución de las conversaciones iniciadas el año pasado entre el fabricante del avión japonés Kawasaki Heavy Industries (KHI) y las compañías Dassault y Thales, negociaciones auspiciadas por el propio gobierno japonés, que fue también quien las dio a conocer.

Japón ofreció ya en 2015 el P-1 a Reino Unido que finalmente adquirió el P-8A Poseidon de Boeing y el año pasado ofreció también a Francia y Alemania el avión completo para reemplazar a los Breguet  Atlantic y Lockheed Martin P-3 Orion empleados para lucha antisubmarino y patrulla marítima en cada uno de los países.

Sistemas de misión

Con un precio en torno a los 310 millones de dólares por avión, el P-1 cuenta con avanzados sistemas desarrollados específicamente para las tareas de vigilancia marítima y lucha contra submarinos por empresas japonesas.

Dispone de un radar de escaneo activo (AESA) HPS-106 del fabricante Toshiba para la localización de submarinos y buques de superficie, formado por cuatro antenas integradas en el fuselaje con las que cubrir 360 grados, un detector de anomalías magnéticas (MAD) HSQ-102 por Mitsubishi Electric además de un sistema de detección de luces visibles o infrarrojas en superficie.

También cuenta con un sonar desarrollado por NEC, contramedidas suministradas por Mitsubishi, que incluyen sistemas de alerta de misiles (MWS), receptores de alerta radar (RWR), medidas de apoyo electrónico (ESM), sonoboyas HAS-107 asociadas a un avanzado procesador acústico HQA-7 y sobre todo un sistema de combate (Advanced Combat Direction System o ACDS) HYQ-3 que procesa las señales disponibles que está dotado de inteligencia artificial y que asiste al coordinador táctico (TACCO) en la toma de decisiones sobre decisiones durante misiones de búsqueda y ataque, desarrollado por Shinko Electronic Co. KHI es responsable también del datalink HSA-108 y Fujitsu del sistema FLIR HAQ-2.

Dado que hay proveedores habituales de algunas de estas tecnologías entre las principales compañías europeas de defensa, es probable que no todos los sistemas del P-1 fueran instalados en la versión europea optándose por equivalentes europeos o que se llegue a acuerdos de fabricación e integración con compañías francesas y alemanas de cara a su adopción en la propuesta.

La opción de integrar el sistema de misión del P-1 en una plataforma europea podría explicarse por el interés de Francia y Alemana de acortar el programa, optando por una solución ya probada y sin riesgos tecnológicos en lugar de optar por un programa de largo recorrido con varios socios, como ha quedado de manifiesto con sus últimas iniciativas, según analizamos recientemente a raíz de la participación española en el programa FCAS. Ambos países ya optaron por una opción similar al adquirir aviones de transporte y reabastecimiento C-130J a Lockheed Martin a pesar de ser dos de los principales clientes del programa A-400M. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El Kawasaki P-1 (JASDF)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.