Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Hungría podría adquirir aviones de transporte Airbus C295

El Gobierno húngaro pretende adquirir varios aviones de transporte medio con capacidad de reabastecimiento aéreo para reemplazar su vetusta flota de Antonov An-26, como parte del ambicioso plan  ‘Zrinyi 2026’, con el que están reequipando sus Fuerzas Armadas. El plan afecta tanto  a su Ejército de Tierra como a su Fuerza Aérea o ML (Magyar Légierö), que está sustituyendo progresivamente sus aeronaves de origen ruso/soviético por material de origen occidental, que favorezca además la inter-operatividad con sus aliados de la OTAN.

Así, tras dotarse hace años mediante un leasing con 14 cazabombarderos Saab JAS39C/D Gripen;  y el pasado año con aviones  de transporte, incluido el VIP, Dassault Aviation Falcon 7X y Airbus A319; recientemente se anunciaba la adquisición de dos lotes de helicópteros Airbus Helicopters  H145M y H225M.

El siguiente objetivo sería  hacerse con un avión de transporte medio. El pasado otoño el medio local Daily News Hungary informó que la Fuerza Aérea estaba buscando aviones de carga de segunda mano, dotados de rampa trasera para reemplazar los An-26. Se apuntaban tres opciones: el Leonardo C-27 Spartan, el Lockheed Martin C-130 Hercules y el Airbus Military AND Space (DS) C295.

Actualmente la situación de la Fuerza en este segmento es más que preocupante, ya que de los teóricos cinco An-26s que tiene, tres (los de seriales 405, 407 y 603) estarían parados desde mitades del año 2018, por lo que sólo les quedarían dos aparato teóricamente operacionales (seriales 110 y 406). Una situación que obliga a, que los antes posible, buscar un sistema que sustituya  a los Curl, que era el sobrenombre con el que la OTAN designaba a estos transportes de diseño soviético, y con los que se dotó Hungría cuando pertenecía al extinto Pacto de Varsovia, que tienen sede en la Base Central de Operaciones de la ML sita en el aeródromo de Kecskemét, encuadrados en el 3. Escuadrón Szallitó Repülö Század, denominado como “Tevé”.

Pero ya  afínales de año los medios húngaros han publicado que el ML le exige al sustituto que también tenga capacidad de reabastecimiento en vuelo  o IFR (In-Flight Refuelling) para aumentar el alcance de su flota JAS39C/D. Esta exigencia sacaría de la lista al C-27J que de momento no tiene capacidad IFR, dejando al norteamericano  C-130 Hercules en su versión KC, y el español C295 que puede ser dotado de un sistema de refuelling, como candidatos. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Uno de los últimos An-26 de la Fuerza Aérea de Hungría. (foto: Adrian Pingstone)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.