Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Francia botará su primer submarino del programa Barracuda el 12 de julio

La planta de Cherburgo de Naval Group tiene prevista la botadura del submarino nuclear “Suffren” este próximo mes de julio y su entregado a la Marine Nationale francesa en 2020, lo que supone tres años de retraso respecto a lo planificado inicialmente. Esta primera unidad del programa Barracuda, o clase “Suffren”, tras varios retrasos y una importante elevación de los costes programados, está casi lista para su simbólica puesta a flote.

Lo hará en una ceremonia que tendrá lugar en la planta de construcción de submarinos de Naval Group de Cherburgo (Noroeste de Francia),  según informó la semana pasada una fuente castrense francesa, que también anunció que el acto será presidido por la titular de la cartera de Defensa, Florence Parly.  Durante este acto se trasladará a este primer submarino, que da nombre a la clase Suffren que se prevé conste de seis unidades, desde la nave donde se está acabando de construir hasta un dispositivo de puesta a flote, que lo introducirá en las aguas atlánticas que bañan los muelles de la factoría semanas después de la ceremonia. La entrega a la Marine Nationale, ahora prevista para 2020, ha sufrido varios retrasos, ya que originalmente se planeó para el 2017 y más tarde se retrasó de nuevo para el 2019.

En 2006, la DGA (Direction Générale de l’Armement) francesa realizó un pedido de seis submarinos nucleares de ataque que componen el  programa Barracuda, que presentó como uno de sus principales programas de armamento de Francia para las próximas décadas. Estamos ante unos medios que utilizarán parte de la tecnología aplicada a los de la clase Triomphant, que componen la fuerza francesa de submarinos nucleares lanzamisiles o SNLE (Sous-marin Nucléaire Lanceur d'Engins). Esta clase produce 1/1000 parte del ruido detectable de los submarinos de la anterior clase Redoutable.  Aunque el presupuesto inicial se estimó en 7.900 millones de euro, el coste, según las fuentes francesas, se ha elevado hasta más de  9.100 millones de euros, los retrasos y sobrecostes de los submarinos de nueva generación no sólo ocurren en España.

La entrega del último de los seis submarinos de la clase “Suffren” está programada para el año 2029. El contrato fue adjudicado por la DGA a las empresas  DCN (ahora Naval Group) y TechnicAtome (actualmente Areva TA (TechnicAtome) que ha diseñado y construido la propulsión nuclear. Estos submarinos de propulsión nuclear, pero equipados con armamento convencional (minas, torpedos y misiles antibuque/crucero), tienen una eslora (longitud) de 99 metros de eslora y un peso 4.650 toneladas en la superficie. En 2016, Naval Group ganó una licitación lanzada por Australia para la construcción de 12 submarinos basados en esta clase.(Julio Maíz Sanz).

Fotografía: Imagen digital de cómo será el futuro “Suffren”. (foto: Naval Group).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.