Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El Bronco II se ofrece al Mando de Operaciones Especiales estadounidense

El programa “Armed Overwatch” (Supervisión Armada) del Mando de Operaciones Especiales estadounidense (USSOCOM) del que nos ocupamos recientemente tiene un nuevo candidato en forma de Bronco II, la adaptación a los requisitos estadounidenses del avión sudafricano AHRLAC o Mwari del que nos ocupamos en 2018 cuando se presentó por primera vez en los Estados Unidos.

El nuevo consorcio está formado por Leidos, como contratista principal asociada a Paramount USA y Vertex Aeroespace y nace directamente pensando en el programa “Armed Overwatch” con el que el Mando de Operaciones Especiales estadounidense pretende dotarse de un avión multi-misión para operaciones de guerra asimétrica y reconocimiento armado. Entre las ventajas del Bronco II están que ha sido específicamente diseñado para este tipo de misiones y que sería construido en las instalaciones de  Aircraft Integration & Sustainment de Vertex Aerospace en Crestview, Florida, ofreciendo un coste contenido.

Armed Overwatch

El Mando de Operaciones Especiales (USSOCOM) quiere adquirir hace años un avión ligero de apoyo ligero e Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento (ISR) que el general Richard Clarke, responsable del USSOCOM, considera una “necesidad nacional”. De hecho se han habilitado los fondos (106 millones de dólares) para adquirir hasta 75 aviones ligeros durante los próximos cinco años que tendrán como misión apoyar las acciones de las unidades de fuerzas especiales desplegadas sobre el terreno ya sea proporcionando apoyo o recogiendo información.

La petición del USSOCOM se hizo pública el pasado 3 de febrero a través de una plataforma de contratación oficial estadounidense. El programa contempla la adquisición de aeronaves desplegables y sostenibles para apoyo aéreo próximo, ataques de precisión y misiones ISR (Intelligence, Surveillance and Reconnaissance) para unidades de operaciones especiales en escenarios austeros y permisivos. En marzo se realizaron los primeros contactos con la industria para conocer las propuestas y en última instancia realizar pruebas de prototipos, pruebas de equipos específicos, adquisición de aeronaves y kits de misión específicos.

Recordemos además que este programa convergerá con el avión ligero de ataque OA-X que estaba desarrollando la Fuerza Aérea estadounidense, programa que contemplaba la adquisición de hasta 300 aviones y que pasaba por la adquisición del A-29 Super Tucano o el AT-6 Wolverine, para lo que se habían adquirido ya algunos ejemplares de evaluación y formación de tripulaciones extranjeras.

El Bronco II

El Bronco II ahora ofrecido por el nuevo consorcio es el resultado de la adaptación para el mercado estadounidense del AHRLAC o Advanced High-Performance Reconnaissance Light Aircraft  desarrollado por la sudafricana Paramount, bautizado para este mercado como Bronco II, en clara alusión al North American OV-10 Bronco, un avión turbohélice diseñado para observación, ataque ligero y misiones contrainsurgencia (COIN).

Se trata de una aeronave compacta diseñada expresamente para misiones de Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento (ISR) y ataque ligero que ya se fabrica para un cliente no revelado en las instalaciones de Paramount en Pretoria, como analizábamos en 2018. El AHRLAC es denominado también como Mwari tras el acuerdo al que llegaron en 2015 Paramount Group y Boeing según el cual esta última suministraría equipos de misión ISR y armamento. En 2018 se anunció que sería la compañía estadounidense Fulcrum Concepts la que se encargaría de la integración de los sistemas de armas para el mercado estadounidense, si bien ninguna de estas empresas es mencionada en el consorcio ahora presentado.

El Bronco II, AHRLAC o Mwari es un avión ligero, biplaza, diseñado para tareas C4ISR (Mando, Control, Comunicaciones, Ordenadores, Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento) y ataque ligero de precisión, capaz de portar una gran variedad de sensores y armas y operar mucho tiempo sobre la zona de operaciones con un coste bajo y con una muy faja firma logística. Como sus propios diseñadores defienden, no se trata de un avión de entrenamiento adaptado ni uno de fumigación adaptado para tareas de este tipo.

A semejanza del Bronco, el nuevo avión cuenta con una configuración de ala alta con doble puro de cola y doble timón, aunque en lugar de los dos turbohélices del Bronco, cuenta con una única hélice propulsora en la parte posterior del fuselaje. La cabina de pilotaje presenta una configuración en tándem similar a la empleada por los modernos helicópteros de ataque, contando con asientos eyectables. Además de seis puntos de fijación bajo las alas en las que instalar misiles, cohetes guiados o no o contenedores de ametralladoras, el avión cuenta con una bahía de carga denominada Interchangeable Multi-Mission System Bay (IMSB) en la que se pueden instalar módulos de misión que van desde equipos de guerra electrónica, depósitos de combustible, provisiones o equipo médico e incluso la posibilidad de configurarse como compartimento para el lanzamiento aéreo de estos equipos. Esta bahía puede reemplazarse en dos horas sin herramientas complejas.

Además el Bronco II puede desmontarse y trasladarse en un contenedor de 40 pies estándar, de tal manera que en un C-130 Hercules puede transportarse un sistema completo y dos en un C-17 y montarse en el destino en menos de doce horas. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Presentación del Bronco II (Leidos)

El Bronco II ya con su nueva imagen (Leidos)

Algunas de las configuraciones de la bahía del avión (Leidos)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.