Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Boeing construirá el UAV de reabastecimiento en vuelo MQ-25 para la Marina estadounidense

Finalmente ha sido Boeing la compañía elegida por la Marina Estadounidense para poner en marcha el programa MQ-25 que se basa en el diseño y fabricación de un aeronave no tripulada que pueda operar desde los portaviones reabasteciendo en vuelo a los aviones de combate.

El contrato de ingeniería y fabricación tiene un importe de 805 millones de dólares y contempla la fabricación de cuatro de estos aparatos con los que se ampliará el radio de acción de los aviones de combate embarcados Boeing F/A-18E/F Super Hornet, Boeing EA-18G Growler y el Lockheed Martin F-35C.

El MQ-25, basado en el programa Phantom Ray de la compañía, será por tanto la primera aeronave no tripulada embarcada opearcional a bordo de un portaviones que se encargue de reabastecer a los citados aparatos. Y no solo eso, sino que será desplegada a través de las catapultas del portaviones y tomará en cubierta aprovechando los sistemas de frenado que emplean el resto de aviones.

El MQ-25 asumiría las misiones de reabastecimiento que se basan actualmente en los Hornet, con lo que estos podrían liberarse para misiones de combate o alargar su vída útil. De esta manera no solo se ampliará el radio de acción de los aviones de combate sino que se podrá optimizar su empleo en las operaciones aéreas que protagonizan desde estos portaviones desplegados por medio mundo.

El programa

Se denomina UCAAS por Unmanned Carrier Aviation Air System, denominado antes CBARS por Carrier Based Aerial Refueling System, pero más conocido como MQ-25A Stingray del que la Navy ya emitió el pertinente documento Request for Propossal (RFP) el año pasado.

El objetivo según la Marina Estadounidense es ampliar el alcance de los aviones de ataque F/A-18E/F Super Hornet de los 830 a los 1.300 km. por lo que deberá poder transportar 6.800 kg. de combustible y suministrarlo a cuatro o seis aviones a una distancia de 930 km. El sistema de reabastecimiento se basaría en el empleo de un contenedor dotado de manguera y cesta de los denominados “buddy”, probablemente del tipo D-704.

La aeronave elegida para el programa deberá tener cierta capacidad secundaria para realizar misiones de inteligencia, vigilancia y reconocimiento (ISR) y de lanzamiento de armas aire-superficie, pero no primará el diseño stealth que reduzca sus firmas.

Además de Boeing se presentaron General Atomics Aeronautical Systems Inc. (GA-ASI) con el Sea Avenger, Lockheed Martin con el Sea Ghost y Northrop Grumman con una versión del X-47B (propuesta que retiró en octubre del año pasado tras conocer los requerimientos finales). Sin embargo Scaled Composites (del grupo Northrop Grumman), presentó el año pasado el denominado Model 401 que sirvió de base para su propuesta para este mismo programa. (José Mª Navarro García)

Fotografías:

·La propuesta de Boeing se ha impuesto (Boeing)

·El MQ-25 (Boeing)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.