Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El avión no tripulado XQ-58A Valkyrie de la Fuerza Aérea de Estados Unidos vuela junto al F-22 y F-35 y lanza otros UAVS desde su bodega

El avión no tripulado XQ-58A Valkyrie que la compañía estadounidense Kratos Unmanned Systems está desarrollando para la Fuerza Aérea estadounidense realizó el pasado 26 de marzo el primer lanzamiento de aeronaves no tripuladas de pequeño tamaño desde su bahía de carga.

En 2019 informábamos del segundo vuelo del programa, siendo el realizado en fechas recientes el sexto del programa y el primero en el que se han abierto en vuelo las compuertas de la zona de carga. El quinto, que tuvo lugar en diciembre, supuso la primera vez que el Valkyrie volaba en formación con los aviones de quinta generación en servicio en la USAF, el F-22 Raptor y el F-35 Lighting II.

Durante el vuelo del pasado 26 de marzo que tuvo lugar en el Campo de Pruebas de Yuma, en Arizona, el Valkyrie demostró su capacidad para lanzar a su vez otra aeronave no tripulada, concretamente un pequeño ALTIUS-600 (Small Unmanned Aircraft System o SUAS), el mismo UAV utilizado en el programa Gremlins de la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa (DARPA) que analizamos en septiembre del año pasado.

La prueba, en la que participaron tanto Kratos, como Area-I, supuso la primera vez que el avión no tripulado abría en vuelo las puertas de su bodega de carga, alcanzando además velocidades y altitudes superiores a los anteriores vuelos de prueba. Esta prueba es la continuación de la que tuvo lugar el 9 de diciembre en las mismas instalaciones en las que realizando un vuelo programado autónomo, el Valkyrie voló en formación cerrada con los citados F-22 y F-35 como parte del programa que evalúa la capacidad del Valkyrie para actuar como aeronave de apoyo para los aviones de combate, un verdadero multiplicador de fuerzas del tipo Manned-Unmanned Team. Durante esa prueba la aeronave no tripulada cumplió el 80 por ciento de los objetivos del plan de vuelo y el 100 por ciento de los relativos al vuelo en formación.

Ese mes Kratos se adjudicó un contrato del Centro de Gestión del Ciclo de Vida de la Fuerza Aérea estadounidense (Air Force LIfe Cycle Management Center o AFLMCMC), concretamente de su Oficina Ejecutiva del Programa de Aviones Avanzados por valor de 37,7 millones de dólares para integrar, probar y entregar el sistema XQ-58A Valkyrie.

En qué consiste


El Valkyrie es un UAV desarrollado por Kratos junto al Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea estadounidense (Air Force Research Laboratory o AFRL). Se trata del programa Low Cost Attritable Strike Demonstrator (LCASD) que trata de desarrollar una aeronave de combate no tripulada de bajo coste que tendrá por misión operar junto a los aviones de combate F-22 y F-35 en tareas de ataque aire-superficie o aire-aire.

Está configurado como una plataforma aérea de baja firma, de largo alcance, velocidad subsónica alta y bodega de carga interna para armas o equipos de vigilancia. Actuará así como un “piloto de flanco leal” (loyal wingman) según los planes de la Fuerza Aérea estadounidense que analizamos ya en 2017.

Tiene una longitud de casi 9 metros de largo, 6,7 de envergadura, una velocidad máxima de Mach 0,85 y un techo de servicio de casi 45.000 pies. Cuenta con dos  bodegas internas para dos bombas cada una de 250 kg., del tipo JDAM o Small Diameter Bomb.

La también estadounidense Boeing trabaja en un concepto similar denominado Airpower Teaming System que presentó junto a la Real Fuerza Aérea de Australia (RAAF) que voló por primera vez el pasado mes de marzo. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El Valkyrie durante el despliegue del Altius-600 (Kratos)

El XQ-58A Valkyrie junto al F-35 y F-22 (USAF)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.