Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

UAVS que lanzan UAVS y los recuperan en vuelo

El pasado mes de enero analizábamos una curiosa iniciativa de la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa (DARPA) estadounidense consistente en el desarrollo de unos UAVs bautizados Gremlins que podrán ser lanzados por un avión de transporte y posteriormente recuperados.

Ahora, la compañía estadounidense General Atomics Aeronautical Systems Inc. (GA-ASI) ha informado de un desarrollo que profundiza en esta capacidad, siendo ahora otro vehículo aéreo no tripulado, el encargado de desplegar y recuperar otros UAVs más pequeños. En concreto, entre el 16 y el 17 de septiembre se realizaron ensayos cautivos con el pequeño UAV Sparrowhawk (Small Unammned Aircraft System o sUAVS)  montado en un MQ-9A de la compañía.

El Sparrowhawk es un demostrador de UAV diseñado para ser lanzado y recuperado en vuelo por un UAV de GA-ASI que consigue así nuevas capacidades al ampliar los sensores del UAV portador, reducir la carga de trabajo y aumentar la cobertura en misiones de Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento (ISR). A diferencia del MQ-9 que necesita una estación de control en tierra, el Sparrowhaw puede ser operado desde un ordenador portátil empleando el software Metis desarrollado por GA-ASI. Las comunicaciones recaen en un datalink meshONE, pudiendo operar en tornos de comunicaciones degradadas.

Además del vuelo cautivo, se realizaron pruebas de vuelo cuando un UAV Gray Eagle desplegó a su vez dos UAV Altius-600 de la compañía Area I durante demostraciones del tipo Multidominio (Multi-Domain Operations o MDO). Se trata de unas prestaciones que se incorporarán al Sparrowhak. El Altius-600 al que el fabricante se refiere como Air Launched Effects o ALE, es un UAV lanzado desde contenedor, diseñado para ser desplegado desde aeronaves en vuelo, con más de 4 horas de autonomía, 440 km. de alcance

Los objetivos de este desarrollo son ampliar las capacidades ISR, independiente del clima, con firmas visual y acústicas reducidas, permitir la realización de misiones ISR o de guerra electrónica (EW) en entornos saturados, manteniendo al MQ-9 a una distancia segura, poder emplear cargas de pago mayores a distancias mayores en comparación con otros UAVs lanzados desde tierra o con aviones dedicados. Por último, se puede mantener el control sobre los sistemas en vuelo incluso en condiciones meteorológicas adversas, rotar de plataforma principal mientras se mantienen los otros UAVs en vuelo o alcanzar objetivos múltiples. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El Sparrowhak bajo el ala del MQ-9 (GA-ASI)

Así sería un Gray Eagle portando múltiples UAVs Altius 600 (GA-ASI)

Un Altius-660 (Area I)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.