Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Hensoldt suministra el sistema de protección MUSS número 300 para el Puma

La compañía alemana Hensoldt ha suministrado el sistema de protección Multifunctional Self-protection System (MUSS) número 300 para su instalación en el vehículo de combate de infantería Puma del Ejército de Tierra alemán. Hensoldt actúa como subcontratista de las compañías Krauss-Maffei Wegman y Rheinmetall en el programa, a las que tiene que suministrar 342 equipos antes de 2020.

Para el vehículo de combate Puma Hensoldt no solo suministra el sistema MUSS sino que a través de su filial Hensoldt Optronics provee de equipos optrónicos para los sistemas de armas, periscopios para la tripulación y otros equipos de visión.

Recordemos que el MUSS fue seleccionado para el programa MEDUSA del laboratorio de investigación británico DSTL para mejorar las capacidades del carro de combate británico Challenger 2 a propuesta de la compañía BAE Systems. Se trata de una iniciativa que sigue en vigor tal como vimos en la presentación del carro Black Knight mejorado por BAE Systems el año pasado.

Cómo funciona el MUSS

Los sistemas de protección activa se basan en evitar el impacto de armas contra el vehículo que lo porta mediante la detección temprana de las amenazas y la reducción de la efectividad del arma, bien por el empleo de medios de perturbación electrónica o señuelos (“soft kill”) o bien por el disparo de proyectiles que se encargan de la interceptación física (“hard kill”).

En el caso del MUSS se trata de un sistema que emplea tecnología soft y que ha sido elegido para su instalación en el vehículo de combate de infantería Puma del Ejército de Tierra alemán. Se basa en varios elementos principales como son los alertadores láser, los sensores de alerta contra misiles basados en tecnología ultravioleta, el ordenador principal y los sistemas de contramedidas pirotécnicas. Los sensores detectan el lanzamiento de un misil o si el vehículo está siendo apuntado con un telémetro o designador láser y el ordenador activa en primer lugar un sistema de perturbación infrarrojo que afecta al sistema de guiado del misil o bien dispara las contramedidas.

El MUSS no supone un riesgo por daños colaterales en los alrededores del vehículo y es una solución discreta ya que los sensores son pasivos y el perturbador funciona durante escasos segundos, siendo además invisible para los sistemas de visión, incuso usando cámara térmica. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Elementos del sistema MUSS en el blindado Puma alemán (Hensoldt)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.