Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Las prioridades del Ejército del Aire para renovar sus aviones de combate

El Ejército del Aire tiene en marcha los estudios para modernizar su flota de aviones de combate, como hemos analizado en repetidas ocasiones. Tras la presentación del Programa Halcón de Airbus, damos ahora un repaso a las prioridades a corto, medio y largo plazo.

Para el Ministerio de Defensa la prioridad más inmediata pasa por asegurar la capacidad y operatividad de la flota de combate del Ejército del Aire mediante los programas E-SCAN, Eurofighter, el retrofit de los Eurofighter Trancha 1 y el reemplazo de los F-18. Los objetivos más inmediatos son continuar con el desarrollo de capacidades del Eurofighter y el remplazo de la flota de F-18, asegurándose de la transferencia de sus capacidades a las nuevas aeronaves.

En el caso del E-SCAN, se trata de un radar de escaneado de barrido electrónico evolucionado a partir del desarrollado por los cuatro socios, en concreto una evolución hispano-alemana entre Hensoldt e Indra. Se han pedido ya los cinco primeros pero los planes del Ministerio de Defensa son adquirir más para que todos los aparatos destinados a Gando cuenten con él. De los 70 Eurofighter actualmente en servicio en el Ejército del Aire, los Trancha 3 llevan las preinstalaciones para recibir el citado radar E-SCAN cuyos ensayos de vuelo tendrían lugar entre 2022 y 2023 de tal forma que la producción comenzaría en 2024.

El ya analizado programa Halcón contempla la adquisición de 20 Eurofighter Typhoon de la Trancha 3 con el citado radar, que deberían llegar entre 2025 y 2030. Por su parte el retrofit que se está aplicando desde el año pasado a 17 aviones de la Trancha 1 en Getafe finalizará en 2023. Para más adelante queda el programa Long Term Evolution o LTE del Eurofighter que se anunció el año pasado y cuyas tecnologías permitirán al avión de combate seguir evolucionando durante los próximos años.

Eurofighter, clave para la soberanía nacional y el FCAS

Hay otras prioridades que confluyen de manera transversal en el Ejército del Aire, como son mantener la soberanía nacional y el control en la definición de los requisitos, algo que para Airbus resulta complicado si la fabricación no está en Europa. Resulta de gran importancia también continuar con las actividades de ensayos o certificación con el CLAEX y el INTA, mantener y desarrollar las capacidades de mantenimiento de las Maestranzas, asegurar el acceso a las nuevas tecnologías que se incorporen a las plataformas aéreas.

Muy importante es la integración con el FCAS, al punto que los últimos Eurofighter serán compatibles con este programa. De nuevo para Airbus, esta tarea se antoja más compleja de abordar si en lugar de Eurofighter, se trata de aviones de otros proveedores como el F/A-18E/F Super Hornet de Boeing o el F-35 Lightning II de Lockheed Martin. También hay que involucrar a la industria y la cadena de suministro nacional.

En lo que a la evolución de la flota de F-18 (C.15  por su designación en el EA) se refiere, además de la prevista sustitución de los C.15 de la Base Aérea de Gando, se prevé el reemplazo de la flota de los más modernos C.15M, que aunque no son tan antiguos como los primeros, permanecerán en servicio hasta 2029 o 2030. Se deberán sustituir por una nueva aeronave de última generación. En este sentido, González Expósito afirma que, a diferencia de la renovación de los aparatos de Gando, sí se espera una competición abierta para la sustitución de los C.15M. Airbus ofrece el Eurofighter Typhoon en la configuración más avanzada, Trancha 3 con radar E-SCAN y además con capacidades del programa LTE en caso de que este haya avanzado lo suficiente (se espera que estas capacidades puedan entrar en servicio entre 2027 y 2028).

En cualquier caso la sustitución de los EF-18 no se hará en relación 1 a 1, es decir, se adquirirán menos de los 52 aviones actualmente en servicio (36 en el Ala 12 de Torrejón y 16 en el Ala 15 de Zaragoza), tanto por las menores disponibilidades presupuestarias como por las mayores prestaciones de los nuevos aparatos por lo que se prevé que se adquieran de 20 a 30 nuevos aviones de combate, cuyo contrato se firmaría entre 2025 y 2026 y entrarían en servicio a partir de 2030. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El último Eurofighter entregado al Ejército del Aire (Airbus)

Dos EF-18A del Ala 15 cuya renovación ya estudia el Ministerio de Defensa (Ejército del Aire)

La flota actual del Ejército del Aire (Airbus)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.