Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El patrullero de Navantia para la Armada de Marruecos sigue adelante

En fechas recientes diferentes medios generalistas se han hecho eco de la posible cancelación o paralización del encargo el patrullero de altura que Marruecos encargó a Navantia a comienzos de este año. Esta decisión se basaría en la actual tensión política no resuelta entre ambos países desencadenada por la invasión de miles de marroquíes sobre la ciudad autónoma de Ceuta el pasado mes de mayo.

Sin embargo este medio ha podido saber que lejos de haberse paralizado, Navantia sigue trabajando en el patrullero para Marruecos, en las labores de ingeniería y aprobando licitaciones para la compra de material, en las fases y los tiempos establecidos. Una vez finalizados los trabajos de ingeniería, comenzará su construcción.

Se trata de un contrato que anunciamos a finales de 2019 y que se confirmó posteriormente en enero de este año durante una visita de la ministra entonces de Hacienda y actualmente de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero. Durante esta visita estuvo acompañada de la por entonces presidenta de Navantia y actual presidenta de la SEPI Belén Gualda. El proyecto contó con el apoyo institucional del Gobierno y abría la puerta a la contratación de otras unidades similares.

AVANTE 1400

El contrato contempla el diseño y construcción de un patrullero de altura que supondrá un millón de horas de trabajo para los astilleros de la bahía de Cádiz, cerca de 250 empleos durante los próximos tres años y medio. 

Marruecos comunicó en abril del año pasado las especificaciones del contrato para la construcción del patrullero, por el que se interesaron astilleros de varios países. Navantia presentó su oferta en agosto del año pasado y un equipo de la compañía se desplazó a Marruecos para negociar los aspectos técnicos y comerciales. Desde septiembre del año pasado, los contactos entre Navantia y la Administración de la Defensa Nacional marroquí han sido permanentes para adecuar todas las especificaciones técnicas del buque a los requisitos de su Marina y cumplir la hoja de ruta acordada en la negociación. Navantia ya suministró patrulleros y una corbeta a la Marina Real de Marruecos en los años ochenta y este contrato retoma esa senda.

Como adelantamos en 2019, se trataría posiblemente de un OPV (Offshore Patrol Vessel) basado en la clase AVANTE 1400, similar en concepción a los cuatro Buques de Vigilancia del Litoral (BVL) de la clase Guaicamacuto diseñados y construidos por Navantia para la Armada de Venezuela. Estos buques se construyeron en las instalaciones de Navantia en San Fernando, especializada en este tipo de buques, donde se espera se inicie la construcción una vez completada la de las corbetas saudíes. La familia AVANTE de Navantia contempla buques de entre 300 y 3.000 toneladas de desplazamiento, adaptados a misiones que van desde la patrulla, embarcaciones misileras, buques hidrográficos, guardacostas, patrulleros de altura o corbetas equipadas para el combate.  (José Mª Navarro García)

Fotografía: Buque de Vigilancia del Litoral (BVL) de la Armada de Venezuela basado en la clase Avante 1400 (Navantia)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.