Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Navantia diseñará y construirá un patrullero de altura para la Marina Real de Marruecos

Navantia ha logrado un contrato con la Marina Real de Marruecos para diseñar y construir un patrullero de altura que supondrá un millón de horas de trabajo para los astilleros de la bahía de Cádiz, cerca de 250 empleos durante los próximos tres años y medio.  En estos mismos astilleros también se construirá el Buque de Acción Marítima de Intervención Subacuática (BAM-IS) para la Armada española.

El contrato ha sido anunciado este viernes por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante una visita al astillero de San Fernando en la que ha estado acompañada por la presidenta de Navantia, Belén Gualda. El proyecto ha contado con el apoyo institucional del Gobierno y su éxito abre la puerta a la contratación de otras unidades similares, lo que implicaría más horas de trabajo y más empleo para la industria naval.

Marruecos comunicó en abril las especificaciones del contrato para la construcción del patrullero, por el que se interesaron astilleros de varios países. Navantia presentó su oferta en agosto y un equipo de la compañía se desplazó a Marruecos para negociar los aspectos técnicos y comerciales.  Desde el pasado septiembre, los contactos entre Navantia y la Administración de la Defensa Nacional marroquí han sido permanentes para adecuar todas las especificaciones técnicas del buque a los requisitos de su Marina y cumplir la hoja de ruta acordada en la negociación.

El contrato anunciado hoy por la ministra de Hacienda incluye el diseño del buque. Una vez finalizados los trabajos de ingeniería, comenzará su construcción. Navantia ya suministró patrulleros y una corbeta a la Marina Real de Marruecos en los años ochenta y este contrato retoma esa senda. El patrullero de altura se inserta dentro del Plan Estratégico de Navantia. Es un buque muy demandado en el ámbito internacional, con las consiguientes oportunidades de exportación a otros países.

Como adelantamos hace poco más de un año, por las características del buque, se trataría posiblemente de un OPV basado en la clase AVANTE 1400, similar en concepción a los cuatro Buques de Vigilancia del Litoral (BVL) de la clase Guaicamacuto diseñados y construidos por Navantia para la Armada de Venezuela. Si bien estos buques se construyeron en las instalaciones de Navantia en San Fernando, especializada en este tipo de buques, en la actualidad se contempla que los barcos para Marruecos puedan ser construidos en otras instalaciones con menor carga de trabajo, como podría ser Ferrol. La familia AVANTE de Navantia contempla buques de entre 300 y 3.000 toneladas de desplazamiento, adaptados a misiones que van desde la patrulla, embarcaciones misileras, buques hidrográficos, guardacostas, patrulleros de altura o corbetas equipadas para el combate.

Navantia estudia también diferentes opciones comerciales para sus astilleros de Cartagena, donde actualmente se construye el submarino S-80, y Ferrol, donde se construirán las fragatas F-110 para la Armada Española. Este último programa se enmarca en lo establecido en el Plan Estratégico de la compañía, que apuesta por consolidar este astillero como polo de referencia mundial en el diseño y construcción de fragatas de última generación y como catalizador del Astillero 4.0, vital para asegurar la sostenibilidad de Navantia a medio y largo plazo.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.