Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Los paracaidistas de élite de la OTAN se adiestran en España

La Brigada “Almogávares” VI de Paracaidistas (BRIPAC) está desarrollando en la Base Aérea “Virgen del Camino” de León el ejercicio conjunto combinado “Lone Paratrooper” 2019, que reúne a las principales unidades de esta especialidad, tanto de las Fuerzas Armadas españolas como de los más punteros países de la Alianza Atlántica, como Estados Unidos

Este ejercicio está dirigido a la mejora del adiestramiento de las capacidades de infiltración paracaidista e intercambio de experiencias y mejora de la interoperatividad de unidades de infiltración paracaidista que saltan a gran altura mediante el empleo de sistemas de oxígeno. En concreto hablamos de experimentados profesionales cualificados en las complejas técnicas de saltos HAHO (High Altitude High Opening) y HALO (High Altitude Low Opening), para los que se utilizan desde las centenarias brújulas a los modernos GPS para obtener la máxima precisión para llegar al punto asignado.  

Esta ejercicio anual, que cada vez reúne más participantes internacionales, está organizado por la BRIPAC, unidad del ET (Ejército de Tierra) que lleva en su ADN la infiltración y despliegue por vía aérea, que aporta su cualificada Compañía de Reconocimiento Avanzado (CRAV). Además, por parte del ET, también están presentes miembros del Mando de Operaciones Especiales (MOE). Por parte del Ejército del Aire español lo harán los especialistas en estas técnicas del Escuadrón de Apoyo al Desembarco Aéreo (EADA) y de Escuadrón de Zapadores Paracaidistas (EZAPAC). Tampoco se han querido perder la ocasión el conocido GEO (Grupo Especial de Operaciones) de la Policía Nacional.                                                               

Participan asimismo equipos de países de la OTAN: Estados Unidos, Francia, Holanda, Italia, Polonia y Portugal. El apoyo de medios aéreos, las indispensables plataformas de salto, está formado principalmente por aviones de transporte del Ejército del Aire, Lockheed Martin C-130H Hercules del Ala 31 y Airbus Defence & Space (DS) C295 del Ala 35. Estados Unidos aporta uno de sus Hercules, en concreto uno de los KC-130T de los que operan los Marines asignados al Special-Purpose Marine Air-Ground Task Force Crisis Response Africa (SPMAGTF-CR-AF), que tienen sede en la Base Aérea de Morón (Sevilla), además de un aparato del mismo modelo de la Real Fuerza Aérea de los Países Bajos.

Durante el exigente ejercicio, se planifican misiones a diario, que prevén saltos a gran altura, la técnica HAHO/HALO contempla rangos que van desde los 4.600 metros a los 11.000 metros, para simular infiltraciones en territorio enemigo.  Igualmente se está practicando la técnica del salto en tándem, que posibilita infiltrar a personal no cualificado, como podría ser un médico, un técnico (comunicaciones, EOD, guerra electrónica, etc), o incluso un perro especializado (Julio Maíz Sanz).

Foto: Personal de la CRAV revisan sus equipos antes de un salto HAHO/HALO. (Julio Maíz/defensa.com)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.