Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El nuevo taller de baterías para los submarinos S-80 Plus

La llegada de los nuevos submarinos S-80 Plus a la Armada española está generando un flujo continuo de noticias al tratarse posiblemente del programa de defensa más importante encargado a la industria nacional. A los recientes hitos de amadrinamiento y puesta a flote se han sumado el encargo de una maqueta para formación de buceadores del que informamos en exclusiva, sumándose a los importantes trabajos que se acometerán en el Arsenal Militar de Cartagena para acoger los sumergibles y todos los servicios asociados.

Otra de las noticias recientes en este sentido se refiere a las obras que se acometerán en el taller de baterías del Arsenal para adecuarlo a los sistemas que emplea el S-80 Plus, pero sin dejar de dar servicio a los sistemas del S-70 que aún queda en servicio (S-74 “Tramontana”, el único actualmente en servicio a la espera de que finalice la gran carena del S-71 “Galerna”).

Estos trabajos han sido adjudicados por la Jefatura de Apoyo Logístico de la Armada a la empresa almeriense Albaida Infraestructuras que los deberá ejecutar en nueve meses, estando el presupuesto inicial previsto de 2,6 millones distribuido en dos anualidades de 2,1 millones en 2021 y 500.000 euros en 2022.

Aunque los Pliegos de Prescripciones Técnicas (PPT) no están disponibles, el objeto del contrato es la “adecuación del taller de baterías de la base de submarinos al programa de submarinos S80 – Fase 1. Arsenal de Cartagena” para satisfacer las necesidades de suministro de servicios a los buques atracados.

Las diferentes tecnologías empleadas por los submarinos S-80 Plus frente a sus predecesores requiere adaptar las instalaciones existentes para instalar un nuevo sistema de mantenimiento de baterías, que recordemos es uno de los sistemas principales dentro de un submarino de propulsión convencional como es el S-80 Plus.

La adopción de un sistema de propulsión independiente del Aire (AIP) en los S-80 que incluye un reformador de bioetanol hará que estos modernos sumergibles puedan estar en inmersión hasta tres semanas. Sin embargo los dos primeros no dispondrán de esta tecnología hasta que se acometa su primera gran carena como hemos analizado en anteriores ocasiones.

Cómo funciona el AIP

Para su propulsión, el submarino emplea un motor eléctrico de imanes fijos MEP (Motor Eléctrico Principal) de Gamesa Electric, que es alimentado por las cámaras de baterías que a su vez se recargan empleando un módulo de potencia de célula de combustible FCPM (Fuel Cell Power Module) de 300 kW, suministrado por la estadounidense UTC Aerospace Systems (ahora Collins Aerospace). Para que este módulo genere electricidad es necesario que se produzca en su interior una reacción electroquímica a partir de una corriente rica en hidrógeno y un oxidante que es oxígeno en estado gaseoso. Para ello, y esta es la principal novedad del programa, el S-80 Plus contará con un sistema de producción de hidrógeno a bordo, a diferencia de otras soluciones.

El núcleo de esta tecnología es el llamado procesador o reformador, que se encarga de generar la corriente rica en hidrógeno a partir de etanol o, en el caso español, bioetanol. El Ministerio de Defensa apostó por el bioetanol por la capacidad nacional para producirlo y por la disponibilidad de las materias vegetales ricas en azúcares, almidón o celulosa de los que se obtiene y no depender así de la producción internacional de etanol. Este reformador permitirá tres semanas de navegación en inmersión sin tener que salir a la superficie, dar snorkel ni arrancar los generadores diésel, lo que alertaría de su presencia.

Dado lo avanzado de la fabricación de los primeros submarinos, el primero que dispondrá de esta tecnología será el S-83 “Cosme García,  seguido del S-84 “Mateo García de los Reyes”. Los 2 primeros de la serie, el S-81 “Isaac Peral” y el S-82 “Narciso Monturiol”, dispondrán de las necesarias preinstalaciones para recibir su AIP como un retrofit durante su primera parada técnica de mantenimiento o gran carena, para lo que se ha habilitado una escotilla al efecto, que evitará actuar sobre el casco del buque. (José Mª Navarro García)

Fotografia: El submarino S-81 “Isaac Peral” (autor)

El taller de baterías en una foto de archivo (Armada)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.