Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Navantia integrará sistemas de guerra electrónica de Indra en las corbetas saudíes

Navantia e Indra han firmado contratos para el suministro de Sistemas de Defensa Electrónica RESM/RECM (Análisis/Detección y Contramedidas) y CESM/CECM (Análisis/Detección y Contramedidas) además de Sistemas IFF CIT-25D para el Programa de las Corbetas Avante 2200 para Arabia Saudí.

El alcance de estos contratos engloba el suministro por parte de Indra de dichos sistemas, herramientas especiales, soporte técnico (incluye simuladores de interfaz) para su integración en el sistema de combate CATIZ de Navantia, apoyo para la puesta a punto y pruebas de aceptación. Además, Indra proporcionará toda la documentación técnica necesaria y repuestos para el mantenimiento a bordo y en tierra para cumplir con los requisitos técnicos y logísticos establecidos por la RSNF (Royal Saudí Naval Forces).

Se trata de sistemas que fueron analizados en detalle recientemente con motivo de su adaptación al programa F-110 de la Armada Española y que han sido suministrados a otros países como Alemania o México en fechas recientes. Navantia cuenta en la actualidad con unas 2.000 empresas españolas entre sus suministradores, lo que da idea del destacado efecto tractor sobre la industria española que ejerce la Compañía.

El elevado número e importancia relativa sobre la facturación y compras de Navantia de los proveedores nacionales explica el impacto y el efecto de “arrastre” económico y en el empleo que ejerce Navantia. Esto se debe al carácter de industria de integración que tiene el sector de construcción naval, al igual que otras industrias, como el sector del automóvil.

70-80% por ciento de las compras nacionales

Esto supone que para llevar a cabo su actividad, Navantia realiza demandas de consumos intermedios, equipos, y de empleo a múltiples sectores de la economía española, por una cantidad muy elevada respecto a la facturación directa de cada proyecto que Navantia lleva a cabo

Desde el año 2005, entre el 70% y el 80% de las compras realizadas por Navantia fueron a la industria doméstica, lo que contribuye al desarrollo de la cadena de valor nacional.

Un dato que ilustra estos potentes efectos de arrastre de Navantia como industria de integración es el fuerte efecto multiplicador sobre la actividad económica: por cada euro de demanda de productos del sector, se generan entre 3 y 3,6 en el conjunto de la economía, uno de los ratios más altos de toda la industria. En el ámbito del empleo, por cada empleo directo de Navantia se crean de forma adicional (industria auxiliar, empleo indirecto e inducido) hasta 6 empleos a nivel nacional.

Aquí señalar que la capacidad de integración de sistemas complejos desarrollada por Navantia es la actividad más determinante en el funcionamiento de toda la cadena productiva de un buque militar. Tanto desde el punto de vista técnico como de gestión, la figura del integrador es esencial para el correcto desarrollo de los programas.

Además, Navantia como integrador del sistema buque, está presente en todo el ciclo de vida del producto. Puesto que los sistemas complejos que integra el buque evolucionan y maduran a lo largo de un amplio proceso de desarrollo, pruebas, uso operativo y modificaciones, la integración de sistemas requiere que el integrador sepa tanto anticipar las contingencias más probables que puedan ir surgiendo a medida que el programa avanza, así como adaptarse a las condiciones cambiantes de entorno tecnológico y económico que rodea este producto.

En este ámbito Navantia incorpora en sus productos los sistemas de control de plataforma, el sistema de mando y control, el sistema de comunicaciones integradas y el sistema de navegación. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El diseño básico de las corbetas para Arabia Saudí (Navantia)

·Los sistemas de Navantia integrados en las corbetas saudíes (Navantia)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.