Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

30 aeronaves no tripuladas para que la Guardia Civil luche contra el narcotráfico en el Estrecho. Algunas podrán volar en interiores o sin GPS

La Subdirección General de Gestión Económica y Patrimonial del Ministerio del Interior puso en marcha una licitación para la adquisición de 30 aeronaves no tripuladas (RPAS según denominación habitualmente empleada en España) para dotar a las Unidades de la Guardia Civil que luchan contra el narcotráfico en el Campo de Gibraltar y su zona de influencia.

Esta adjudicación se enmarca en la instrucción 3/2020 de la Secretaria de Estado de Seguridad por la que se aprueba un Plan Especial de Seguridad 2020-2021 para el Campo de Gibraltar. Las unidades desplegadas en esta zona requieren equipamientos especiales para luchar contra la delincuencia organizada y el narcotráfico, destacando el Ministerio la vinculación de estos con el terrorismo yihadista.

La adjudicación tiene un presupuesto base de licitación de 131.000 (exenta de IVA), distribuida en dos lotes: 26 RPAS de capacidades básicas por valor de 90.000 euros (coste unitario de 3.500 euros) y 4 RPAS de capacidades especiales por valor de 40.000 euros (coste unitario 10.000 euros). Ambos lotes han sido adjudicados a la empresa Asesoramiento y Servicio de Drones S.L. que tendrá tres meses para suministrar los equipos.

El Grupo de RPAS del Servicio Aéreo de la Guardia Civil determinó las especificaciones de ambos tipos de RPAS, siendo el considerado “básico”, similar al descrito en la compra destinada a las unidades de la Guardia Civil que operan en misiones internacionales, según analizamos recientemente. En concreto un UAV de entre 850 y 1.500 gramos, plegable para poder operarlo discretamente, capaz de volar de día y de noche y transmitir vídeo con al menos 720p de calidad HD. Se suministraran entre otros equipos, cinco juegos completos de hélices/alas, aparte del que ya trae el aparato, lo que sugiere que se trate de un multicóptero.

El lote 2, el compuesto por RPAS de capacidades “especiales” se materializa en el suministro de cuatro aparatos del tipo cuadricóptero, concretamente el Parrot modelo ANAFI USA según consta en la documentación a la que ha tenido acceso defensa.com. En este caso se trata de un multicóptero de fabricación estadounidense, con sensores electroópticos de capacidades avanzadas, que puede operar con climatología adversa, incluso con lluvia y resistir rachas de viento de más de 50 km/h, que pueda operar en entornos con señal de GPS no disponible, tendrá baja firma sonora, podrá volar en interiores (sin GPS) y capaz de operar en zonas de vuelo restringidas. Tendrá una autonomía de al menos 30 minutos, podrá marcar objetivos mediante geolocalización y seguirlos automáticamente, contando con función de retorno automático al punto de despegue (return to home). A pesar de sus prestaciones su peso no es superior a los 500 gramos. Cuenta con un módulo de sensores electroópticos con espectro visible e infrarrojo estabilizado en tres ejes y con zoom de 30 aumentos.

Precisamente las necesidades (incluyendo RPAS) de una de las unidades de la Guardia Civil que opera contra el narcotráfico en el Estrecho de Gibraltar como es el Servicio Marítimo fueron analizadas en el artículo “Medios para el Servicio Marítimo de la Guardia Civil en su lucha contra las “gomas” en el Estrecho” del número 519-520 correspondiente a la edición de julio-agosto de la revista Defensa. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El Parrot Anafi Usa, el modelo de “características especiales” adquirido (Parrot)

El Parrot Anafi Usa puede plegarse como especifican los pliegos (Parrot)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.