Domingo, 25 de septiembre de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Más granadas de mortero de 120 mm. de Expal para el Ejército de Tierra

Mortero de 120 mm. sobre M113 del Ejército de Tierra desplegado en Letonia (Ejército de Tierra)

El Mando de Apoyo Logístico del Ejército de Tierra adjudicado a Expal otro nuevo contrato derivado del actual acuerdo marco de  2019 de suministro de granadas de mortero, en este caso de 120 mm.

El nuevo contrato tiene un presupuesto base de licitación sin impuestos de 2.062.500 euros y debe ser completado antes del 15 del próximo mes de diciembre.

En 2019 Expal se adjudicó tres de los cuatro lotes que forman una licitación para proveer al Ejército de Tierra de granadas de mortero de 60, 81 y 120 mm. La licitación de la Jefatura de Asuntos Económicos del Mando de Apoyo logístico del Ejército de Tierra contemplaba el suministro de granadas de mortero en los tres calibres citados, además de submuniciones para entrenamiento para los ejercicios 2019, 2020 y 2021 además de dos años más en concepto de prórrogas que se han ejecutado..

Las granadas de cada uno de los calibres se suministrarán en versiones rompedoras, fumígenas e iluminantes y cuyo importe total superaba los 15 millones de euros.

El Ejército de Tierra sigue apostando por el fuego indirecto mediante morteros de 120 mm. (Ejército de Tierra)

Finanzas saneadas

Expal constituye la unidad de negocio de Defensa del grupo Maxam, líder mundial en explosivos que recientemente pactaba con la banca la refinanciación de sus más de 500 millones de deuda, liberándose de vencimientos hasta 2027 y de compromisos con estas. Según varios diarios económicos, la empresa ha acudido a BBVA, Santander y CaixaBank para conseguir una estructura  más adecuada para los nuevos retos que afronta en el marco del esperado incremento de presupuesto de Defensa derivado del compromiso del 2 % del PIB a Defensa a alcanzar en 2029. (José Mª Navarro García)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.