Sábado, 20 de agosto de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Instalaza, cubriendo todas las necesidades de las Fuerzas Armadas españolas

La presencia de la compañía española Instalaza en las más importantes ferias de Defensa que han tenido lugar en fechas recientes como FEINDEF o Expodefensa nos permite hacer un repaso al amplio catálogo de soluciones que ofrece y que ya están en servicio en las Fuerzas Armadas españolas.

Se trata de una oferta que cubre todas las necesidades del combatiente a pie, desde las granadas de mano Alhambra a las de fusil FTV pasando por los lanzacohetes Alcotán y C90 en sus múltiples versiones, con el nuevo CS70 y ampliando capacidades con la apuesta por municiones guiadas como la nueva versión del Alcotán. Para todos estos sistemas se ofrecen los correspondientes simuladores y versiones de entrenamiento, beneficiándose además de las ventajas de la comunalidad y el concepto de familia en lo que al sostenimiento del ciclo de vida se refiere.

La familia C90

La oferta comienza con la familia C90, incluyendo la versión C90-CR (M3.5), dotada de visores plegables mejorados. Con 5 kg., es el más ligero de su categoría, mantiene el calibre 90 mm. y la diversidad de municiones y cuenta con un nuevo visor plegable dotado de un nuevo retículo con mayor luminosidad, que va protegido hasta el momento del disparo y que hace más cómodo el transporte del arma.

La variante CS90 se diseñó para ser empleada desde pequeños recintos cerrados, o CS (Confined Space), de tan sólo 3x3 m. Esta variante la componen los tipos CS90-AT (anticarro); CS90-DP (Dual Purpose) anticarro y de fragmentación); y CS90-BK (anti bunker). Y por último, está la variante C90 Reutilizable, diseñada para aquellos clientes que apuestan por una operativa y entrenamiento basado en binomios y que no contemplan sistemas de un solo uso. Como su propio nombre indica, el tubo lanzador es reutilizable y está preparado para disparar las municiones CR-RB (anticarro), CR-AM (doble propósito, anticarro y de fragmentación), CR-BK (fumígena), CR-BK (Antibunker) y CR-EB (sobrepresión).

El C90 Reutilizable utiliza el ‘e-IVISION’, óptica electrónica que permite la selección de la munición que se va a utilizar facilitando una puntería optima, debido a que el retículo retroiluminado deja ver el alza de combate de manera más clara. El C90, en sus distintas variantes, sigue contando con el visor nocturno VN38-C con ópticas intercambiables, que puede ser montado o desmontado en segundos. La familia C90 es la única que puede dispararse de forma remota, tiene un retroceso mínimo y un alcance eficaz de 350 m. contra blancos puntuales y 700 m. contra los de área.

El producto más reciente es el CS70, un nuevo lanzacohetes desechable basado en la experiencia de la compañía, con un tamaño más compacto, gracias a su menor calibre (70 mm.), lo que lo hace muy fácil de transportar para el soldado de a pie. A pesar de su menor tamaño cuenta con una granada de igual alcance que el C90, con un elemento de puntería de fácil uso y, además, puede emplearse desde espacios cerrados, propios del combate urbano, ya que tiene un reducido rebufo. Se ofrecen en diferentes versiones de municón y dispone de un simulador, como el ya conocido SAARA, y de variante de entrenamiento con munición subcalibrada.

Alcotán, ahora también guiado

El lanzacohetes sin retroceso Alcotán-100 (M2) cuenta con diferentes cabezas de combate y una avanzada dirección de tiro reutilizable VOSEL (M2) con visión nocturna y diurna y VOSEL (M2)-IR con visión térmica, ambas versiones disponen de un telémetro láser con 2 km. de alcance, un sensor triaxial que mide el desplazamiento del blanco en movimiento y un sistema de verificación del estado de la munición que además mide la temperatura de su propulsante antes del disparo (tiene en cuenta este dato para ajustar las tablas de tiro y aumentar la precisión). Esta dirección de tiro permite adquirir blancos puntuales en movimiento hasta 600 m y blancos de área a más de 1.000 m, tanto de día como de noche. Integra una computadora balística que calcula la velocidad y trayectoria del objetivo y presenta un punto de impacto futuro al tirador, proporcionando una muy alta probabilidad de impacto.

Además se está desarrollando la versión guiada, destinada a ocupar el hueco que hay entre los C90 y Alcotán-100 (M2) y los más sofisticados y caros misiles guiados. Se basa en la adopción de un Kit de guiado láser de Escribano Mechanical & Engineering basado en su tecnología SALK (Semi-Active Laser Kit) en el ALCOTAN-100 (M2), ampliando la precisión y el alcance entre 1 y 2 km., gracias a la mejora también del sistema de propulsión. 

Instalaza firmó en la última edición de la feria española FEINDEF un acuerdo con el consorcio SMS para colaborar en el desarrollo y promoción de soluciones conjuntas en misiles y municiones guiadas de altas prestaciones. Instalaza aportará sus capacidades industriales y tecnológicas en las áreas de sistemas de propulsión, diseño y fabricación de cabezas de guerra de altas prestaciones, sistemas de lanzamiento, medios de puntería y control del disparo, integración de municiones y otros sistemas que contienen materiales energéticos. 

Por último, Instalaza participa en dos Programas Europeos de Desarrollo Industrial de Defensa (EDIDP) destinados a apoyar la competitividad y la capacidad de innovación de la industria de defensa europea. En concreto participa en FIRES (Future Indiret FiRes European Solution) para desarrollar proyectiles de artillería de 155 mm. de próxima generación y cohetes basados en soluciones técnicas comunes y en FIIST (Future Integrated Indoor Soldier Traintin) de simulación para el entrenamiento del soldado usando armas digitales y simuladores de vehículos de combate. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El Alcotan-100 (M2) (autor)

Alcotán guiado y proyectil del CS70 (autor)

La familia de granadas de Instalaza (autor)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.