¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Sábado, 13 de julio de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

La industria de defensa española como pilar estratégico de la UE: corbeta, carro de combate europeo y FCAS

La Secretaria de Estado de Defensa (SEDEF), Amparo Valcarce, en su intervención en "Looking at the Future" organizadas por Ernest & Young.
La Secretaria de Estado de Defensa (SEDEF), Amparo Valcarce durante su intervención.
La Secretaria de Estado de Defensa (SEDEF), Amparo Valcarce, ha destacado el compromiso de España con la estrategia de defensa y seguridad de la Unión Europea, posicionando a la industria de defensa nacional como un actor fundamental, durante las jornadas "Looking at the Future" organizadas por Ernest & Young.

Valcarce subrayó que la nueva Estrategia Industrial de Defensa Europea llega en el momento adecuado para impulsar el sector a nivel continental, algo clave para apoyar los esfuerzos de la UE y la OTAN, especialmente en el contexto de la guerra en Ucrania.

"Tenemos que posicionarnos como nación líder en la inversión en los programas conjuntos y en los programas de adquisición conjunta de la Unión Europea", afirmó Valcarce. Esto,explicó, abrirá oportunidades a las empresas españolas, fortalecerá la base industrial y tecnológica nacional y garantizará que la inversión en defensa sea un motor para la economía.

La Estrategia española está alineada con los objetivos de la Estrategia Industrial de Defensa Europea, que busca invertir mejor y de forma más coordinada a nivel comunitario. Ambas iniciativas priorizan la innovación y la competitividad, aspectos clave para que la industria de defensa europea pueda liderar en el mercado global.

"Estar dentro de la Unión Europea es una ventaja, sí, pero estar dentro de los programas europeos significa competir, aportar las mejores soluciones tecnológicas. Y en esto tengo que decir que la industria española está capacitada, es una industria muy innovadora", destacó Valcarce.

España, un aliado comprometido a nivel internacional

España participa activamente en misiones internacionales de la OTAN y la ONU, con más de 3.000 militares desplegados en cuatro continentes. La Secretaria de Estado de Defensa recalcó el compromiso del país con la defensa europea y la estabilidad global, algo que se refleja en su estrategia industrial de defensa.

Valcarce recordó que España está presente en 16 misiones en el exterior, con fuerzas desplegadas en Líbano, Colombia, Eslovaquia, Letonia, República Centroafricana, Somalia, Senegal y en la Operación Atalanta contra la piratería en el Océano Índico. Además, colabora de manera decidida con la OTAN en el apoyo a Ucrania.

Impulsar la reindustrialización a través de la Defensa

La Estrategia Industrial de Defensa española, aprobada en 2023, tiene tres grandes objetivos: aumentar el nivel de autonomía estratégica, contribuir a la Europa de la Defensa a través de programas conjuntos y consolidar la base industrial y tecnológica nacional.

"Queremos impulsar una industria nacional de defensa potente, altamente competitiva, sostenible y a la vanguardia tecnológica. Para que no solo garantice nuestra autonomía estratégica, para que pueda competir, para que sea competitiva y por supuesto posicionarse en el ámbito global como líder exportador", explicó Valcarce.

España es el octavo país exportador de material de defensa y busca reforzar y ampliar esta posición a través de un diálogo permanente con el sector. Desde 2018 se han iniciado 33 programas de armamento, material y modernización que impulsan la inversión y la cooperación con la industria.

La Secretaria de Estado destacó la importancia de trabajar conjuntamente entre el gobierno y las empresas para compartir la misma visión y hoja de ruta, con el objetivo de posicionar a España como nación líder dentro de los programas y planes de adquisición conjunta de la Unión Europea, destacando tres programas clave: la corbeta europea, el carro de combate europeo y el FCAS.

Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.