Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Incrementando la nacionalización del VCR 8x8 Dragón: el sistema de extinción de incendios del blindado

El Ministerio de Defensa está teniendo en cuenta más que nunca el contenido nacional de los principales programas de defensa en curso, dado el papel de locomotora de la recuperación económica que juega la industria  aeroespacial y de defensa española.

El plan industrial con mayor apuesta por España, los mayores retornos industriales y sobre todo la participación de  compañías españolas o asentadas en España está siendo un criterio fundamental a la hora de asignar los grandes contratos de Defensa. Este efecto positivo vía cotizaciones, salarios e impuestos se multiplica cuando la cadena de suministro y los proveedores del contratista principal, a su vez están en territorio nacional. Es el caso del Vehículo de Combate de Ruedas (VCR) 8x8 “Dragón” del Ejército de Tierra o de las fragatas F-110, o submarino S-80 para la Armada por citar algunos ejemplos.

En el caso del “Dragón”, el contrato de producción del primer lote, correspondiente a 348 vehículos se adjudicó en agosto del año pasado a la compañía creada al efecto Tess Defense, formada por General Dynamics European Land Systems Santa Bárbara Sistemas, Sapa, Indra Sistemas y Escribano Mechanical & Engineering, confirmando la apuesta eminentemente nacional. En los últimos años, las directrices del Ministerio de Defensa en relación a ese programa han insistido en el refuerzo de la base industrial nacional, el porcentaje de nacionalización de la propuesta principal o de cada uno de los sistemas a integrar así como la carga de trabajo que se prevé genere en las plantas de los integrantes de Tess Defence en Sevilla, Madrid, País Vasco o Asturias.

Por ello iniciaremos un análisis sobre qué subsistemas, componentes o equipos susceptibles de ser integrados en el 8x8 pueden ser suministrados por compañías españolas o con presencia en España, como forma de incrementar el contenido nacional que el Ministerio cifra en torno al 64 %. Siempre que técnicamente sea posible y que la propuesta industrial sea adecuada, resultará positivo para el programa y para el conjunto de la economía nacional optar por productos fabricados en España con participación de empresas españolas, más aún si se trata de un sistema en el que el usuario final confía hace más de 30 años como veremos.

El sistema de extinción de incendios

Un caso que puede ejemplificar esta situación es el sistema de extinción de incendios con que debe contar el 8x8. Los vehículos militares cuentan con sistemas a bordo para detectar en cuestión de milisegundos la presencia de fuego en zonas clave como el compartimento de motor o el de la tropa y cilindros extintores automatizados que apaguen el fuego rápidamente para evitar daños en el grupo motriz y a la tripulación. También se pueden incluir cilindros extintores sobre las ruedas o las escotillas, de tal manera que el vehículo puede seguir moviéndose en cualquier situación y que el personal puede abandonar el vehículo en caso de necesidad.

Actualmente los cinco demostradores empleados en el programa de reducción de riesgos tecnológicos del programa 8x8 emplean un sistema de extinción de incendios de fabricación alemana que habría permitido determinar las necesidades a cubrir o la mejor arquitectura. Sin embargo, ahora que la producción en serie de un programa valorado en casi 2.100 millones de euros se aproxima, sería interesante estudiar, igual que en otros subsistemas como armamento o comunicaciones, una propuesta con el mayor componente nacional posible, máxime cuando las modificaciones a nivel de ingeniería resultarían mínimas en comparación con las ventajas

La propuesta parte del fabricante Spectrex, con presencia en España desde 1989 y que ha suministrado desde entonces sistemas de extinción de incendios a doce familias de vehículos blindados del Ejército de Tierra, totalizando más de 3.000 vehículos, de los que actualmente más del 93 % están aún en servicio.

La compañía, cuya sede en España se encuentra en la madrileña localidad de Alcobendas, está integrada desde 2015 en el grupo estadounidense Emerson, siendo el español el tercer mercado a nivel mundial solo superado por Estados Unidos e Israel, de la que es originaria Spectrex. Desde 2015 colabora con la empresa valenciana GLR Services en las tareas de mantenimiento, revisión y actualización de los sistemas instalados, siendo desde 2017 “centro de servicio homologado en España para el mantenimiento de sistemas de Spectrex”.

En estos momentos hay cerca de 2.700 vehículos en servicio en el Ejército de Tierra  dotados con sistemas de Emerson-Spectrex, como los obuses autopropulsados M-109, los vehículos de recuperación M-47, los M-60 de zapadores y lanzapuentes,       M-113 (el popular Transporte Oruga Acorazado o TOA),  BMR, y otros más modernos como el todo terreno LMV Lince, los RG-31 del tipo MRAP (vehículos protegidos contra emboscadas y explosiones), además del omnipresente Vehículo de Alta Movilidad Táctica (VAMTAC), los vehículos de combate de Infantería y Caballería (VCI/C) Pizarro, tanto la Fase I como la Fase II y el moderno vehículo de combate de zapadores (VCZAP) Castor basado en él, así como las grúas protegidas MaxxPro Recovery.

La propuesta de Emerson-Spectrex para el 8x8

La compañía ha diseñado y suministrado sistemas de extinción de incendios para los más modernos 8x8 del mercado. La configuración típica para uno de estos vehículos incluye sensores ópticos de detección en compartimento motor y de tropa, así como cilindros de extinción en esas zonas, ruedas, puertas y escotillas. Los sensores ópticos son capaces de detectar en menos de 5 milisegundos la presencia de fuego y los cilindros extintores de apagarlo en menos de 150 milisegundos. Los sensores se caracterizan por su baja tasa de falsas alarmas y los extintores por emplear gases seguros para el personal como el HFC 227ea (FM 200)

La propuesta de Emerson-Spectrex para el “Dragón” se beneficia, entre otros factores, de la experiencia acumulada tras más de 50.000 sistemas instalados en todo el mundo, de la comunalidad logística y de empleo con la mayoría de sistemas actualmente en servicio en el Ejército de Tierra, las evidentes ventajas logísticas derivadas de las economías de escala, de la familiarización con la interfaz por ser conocida,  la menor formación necesaria para la familiarización con el equipo y el reducido coste de mantenimiento en términos de horas y materiales.

A nivel empresarial, la compañía ofrece soporte técnico y mantenimiento desde España, junto a GLR Services, lo que eleva la participación nacional hasta el 70 por ciento, incluyéndose la fabricación en territorio español de los cilindros extintores, entre otros componentes del sistema. De esta manera, a una oferta económica ventajosa, se suma una propuesta de Apoyo Logístico Integrado (ILS) que se beneficia  de la presencia de las compañías en España y de la dilatada colaboración con el Ejército de Tierra, que ha incluido estos años apoyo y revisiones en zona de operaciones, siendo este un aspecto clave para un sistema como el 8x8 que se prevé actúe en misiones internacionales. Esto además se traduce en la posibilidad de incrementar la carga de trabajo en las instalaciones de Specrex en España derivada de su participación en programas dentro de la Unión Europea.

Además, Emerson-Spectrex está colaborando actualmente con el Ejército de Tierra en el programa de reemplazo de gas halón, empleado en algunos de estos sistemas, por otro que no resulta pernicioso para la capa de ozono como el HFC 227ea (FM 200), tarea que se realiza en España. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Distribución de los elementos del sistema de extinción en un 8x8 (Spectrex)

Sistema contra incendios Emerson-Spectrex (Spectrex)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.