Martes, 24 de mayo de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Por qué el FM200 es la mejor opción para los sistemas de extinción de incendios de los vehículos militares

El pasado mes de octubre comenzamos a analizar los planes del Ejército de Tierra para sustituir progresivamente los gases nocivos empleados actualmente en parte de los sistemas de extinción de incendios de sus vehículos por otros compatibles con los compromisos internacionales para contrarrestar la reducción de la capa de ozono.

Se trata de una iniciativa amplia que afecta a todo el parque de vehículos blindados y que debería tenerse en cuenta en futuros desarrollos como el 8x8 Dragón ya en marcha, para el que existen opciones igual de eficientes, más económicas y menos perjudiciales para el medio ambiente, que las inicialmente previstas.

Tras analizar el funcionamiento de estos sistemas y las diferentes opciones de modernización llegamos a la conclusión de que la adopción del gas HFC227ea (comercialmente denominado FM200) es la opción más eficiente por las propiedades del gas, por las ventajas técnicas y logísticas de su empleo y por ser la propuesta de coste más contenido.

Repasaremos ahora estas conclusiones a la vista de que este nuevo año debería ponerse en marcha el nuevo contrato de mantenimiento de los sistemas de extinción de incendios para estos vehículos blindados dado que el que había en vigor expiraba el pasado 31 de diciembre y se está prorrogando. De hecho a día de hoy el nuevo acuerdo marco está pendiente de adjudicación definitiva.

Ventajas del gas

La propuesta analizada se basa en la sustitución del halón 1301 y 1211 empleado actualmente por el HFC 227ea, un gas fabricado por la compañía Dupont y comercializado actualmente en exclusiva por la empresa Chemours, conocido comercialmente como FM200, que está libre de patentes en la actualidad y cuyo uso está aprobado en España según el Real Decreto 115/2017 del Ministerio de Medio Ambiente.

Este gas ya está presente en varias familias de vehículos del Ejército de Tierra como el Iveco LMV “Lince”, los Vehículos de Alta Movilidad Táctica (VAMTAC) de Urovesa, los vehículos resistentes a minas y emboscadas (MRAP por sus sigla en inglés) RG-31E y los Vehículos de Combate de Zapadores (VCZAP) “Castor” de General Dynamics European Land Systems Santa Bárbara Sistemas, actualmente en fase de evaluación. Además presenta unos impuestos muy inferiores frente a otras alternativas. Una de estas alternativas es el HFC 236fa (comercialmente denominado FE-36) que presenta los impuestos más altos, añadiendo a su precio, 100 euros por kilo.

Existe otro compuesto alternativo como es el FK 5-1-12 (comercialmente denominado Novec 1230) que sin embargo presenta desventajas en su aplicación militar ya que se trata de un líquido, no un gas como el FM200, que al dispararse, gracias a la soprepresurización y a difusores específicos, se gasifica. Sin embargo es más lento en la descarga frente al FM200 y más denso, por lo que es más difícil conseguir el vaciado completo de los cilindros ya que pesa más. Esto obliga a rediseñar la instalación y añadir más agente extintor para conseguir la inundación completa. Se pueden instalar más botellas o botellas de más capacidad, lo que en el espacio limitado de un vehículo militar es un problema. Aparte hay que emplear tuberías de mayor sección lo que obliga a introducir más cambios en el diseño.

Ventajas logísticas

A las ventajas citadas inherentes al gas elegido se añaden otras derivadas de la mayor sencillez de las instalaciones y sobre todo de la facilidad para transformar los sistemas existentes al gas FM200 puesto que como vimos en su momento, solo es necesario cambiar ciertos componentes de las válvulas de los distintos cilindros extintores en lugar de tener que cambiar todo el cilindro extintor o el sistema al completo, por lo que la operación es sencilla, de coste contenido y además no hace necesaria la inmovilización del vehículo., al menos en el caso del proveedor mayoritario en los vehículos del ET. En el caso de familias de vehículos como los citados que emplean actualmente halón 1301, el fabricante del sistema contra incendios ya realizó los estudios y pruebas de sustitución del agente, lo que permite realizar el cambio de gas de forma inmediata.

Esta modificación mantiene las prestaciones y funcionalidad del sistema original en lo que se refiere a tiempo de detección, procesamiento de la señal, apertura de la válvula, salida del agente y extinción del fuego. Es más, una vez transformados los cilindros extintores, a los resultantes de dicha transformación se les otorga el mismo número de catalogación OTAN (NOC) que su homólogo con HFC227ea. La transformación se realiza en las instalaciones de la empresa mantenedora, pudiéndose aprovechar el gas recuperando éste, una vez analizado y regenerado, para ser empleado en el mantenimiento de otros sistemas hasta su baja, con lo que el ahorro es doble. Luego, la sustitución en los vehículos se realizaría in situ durante el mantenimiento preventivo, aprovechando el desplazamiento de los talleres móviles de la empresa adjudicataria del acuerdo marco de mantenimiento e incluso puede realizarse en los vehículos que se encuentran desplegados en zona de operaciones.

Emerson-Spectrex, como proveedor de la mayoría de sistemas contra incendios en servicio en los vehículos del Ejército de Tierra ofrece además un propuesta con grandes ventajas logísticas derivadas de las economías de escala, de la familiarización con la interfaz por ser conocida, la menor formación necesaria para  operar los equipos y el reducido coste de mantenimiento en términos de horas y materiales.

Además en el caso del próximo contrato de mantenimiento de sistemas contra incendios, las tareas se simplifican, lo que evita la inmovilización de los vehículos o se reduce el tiempo de inmovilización hasta su vuelta al servicio, esto agiliza las transformaciones de agente extintor asegurando, de esta forma, el cumplir holgadamente con las fechas terminales de uso de estos agentes. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Grúa MaxxPro Recovery del Ejército de Tierra (autor)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.