Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El espectacular despliegue en Galicia de los “Boinas verdes” de la Armada

Personal de la Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) de la Armada han iniciado maniobras en el noroeste de España saltando en paracaídas desde un KC-130H Hercules del Ejército del Aire sobre las aguas de la Ría de Pontevedra. Una vez en el agua, estos militares, que conforman las fuerzas especiales de la Armada, integradas en la Fuerza de Infantería de Marina, eran recogidos por  lanchas semirrígidas que les trasladaron al patrullero “Tabarca” (P-28).

Este pequeño navío de la Armada de 319 toneladas y una eslora de 44,26 metros, que tiene base en la Escuela Naval Militar (ENM), en Marín (Pontevedra), es uno de los tres que quedan en servicio de la clase “Anaga”, que constó de 10 unidades. Entregadas a la Armada entre 1980-1982, se designan oficiosamente en la institución como los “tacañones” por el pobre y veterano armamento con que fueron dotados por los recortes presupuestos: un cañón de 76 mm y otro de 20 mm.

Los boinas verdes”, que tienen base en la Estación Naval de la Algameca (Cartagena, Murcia), embarcaron en el Hercules del Ala 31 del Ejército del Aire en la cercana Base Aérea de San Javier, que los trasladó en poco menos de dos horas hasta Galicia. Los miembros de la FGNE, que en su exigente formación adquieren la capacidad de paracaidismo en la Escuela Militar de Paracaidismo “Méndez Parada” de Alcantarilla (Murcia) del Ejército del Aire, saltaron sobre las aguas cercanas a la Escuena Naval con su armamento y todo su voluminoso equipo.

Esta fórmula de inserción es una de las practicadas habitualmente por las FGNE, tanto de día, como en esta ocasión, como sobre todo de noche, que fue la usada para desplegarse en octubre de 2009 en el Océano Indico.  Aquella misión, la primera prueba real de la FGNE tras su creación el 10 de julio de aquel mismo año, se puso en marcha tras  el secuestro por piratas somalíes del pesquero español “Alakrana”. A las señales de alarma del pesquero acudió enseguida la fragata de la Armada “Canarias” (F-86) cuya dotación consiguió capturar dos piratas, y empezó a vigilar el atunero que llevaba bandera vasca. Ante una posible intervención se decidió trasladar al navío de escolta un equipo de la FGNE, que saltó de noche desde un avión que salió de Yibuti en las cercanías de la “Canarias”, navío donde permanecieron más de un mes. Finalmente el Gobierno de España decidió pagar el rescate exigido por los delincuentes somalíes, descartando el entonces presidente Zapatero la intervención militar.

Volviendo al presente y a Galicia, los miembros de la FGNE realizaran en este entorno Atlántico una amplio espectro de ejercicios, en los que tendrán el apoyo de las numerosas unidades de la Armada que tienen base en esta zona de España.  (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Tras el lanzamiento el KC-130H dio una espectacular pasada en las cercanías del patrullero “Tabarca”. (Foto: Armada)

·Vista desde el “Tabarca” de la recogida del personal de la FGNE de las aguas del Atlántico. (Foto: Armada)

·Miembros de la FGNE saltando sobre la Ría de Pontevedra. (Foto: Armada)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.