Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Escribano ultima el desarrollo de su kit de guiado FGK

Hace algo más de un año, durante la presentación de sus nuevas instalaciones, conocíamos que la empresa española Escribano Mechanical Engineering había puesto en marcha el desarrollo de un kit de guiado preciso para cohetes tierra-tierra y proyectiles de artillería. Se trata del denominado FGK por Fuze Guidance Kit, que como indica su nombre, sustituye a la espoleta original dotando al arma de capacidad de guiado GNSS (Global Navigation Satellite System o Sistema Global de Navegación por Satélite) e inercial.

Ahora hemos sabido que el proyecto está avanzando hacia su recta final, después de dieciocho meses de desarrollo en los que se ha completado el diseño, se han realizado las pruebas estáticas y también las primeras dinámicas.

Se trata de un producto que permite actualizar y mejorar los cohetes y proyectiles ya en servicio, que reduce notablemente el CEP (Error Circular Probable o Circular Error Probability, en inglés) independientemente de la distancia del objetivo. Además, dada su mayor precisión, se reduce el número de disparos requeridos para destruir un objetivo, con lo que el uso de la munición se hace más eficiente.

Existen varias aplicaciones de este kit, empezando por los cohetes de tamaño medio como el citado MC-25, los de 70 mm. como el CAT-70 con el que ya se ha probado o en los proyectiles de artillería de 155 mm., cuestión en la que nos detendremos más adelante dadas sus características algo diferentes.

La estrategia de la empresa parte del desarrollo de un kit de guiado que ofrezca las mayores prestaciones dentro de coste contenido y permita ofrecer al usuario un sistema de armas a medio camino de los lanzacohetes portátiles para infantería y los misiles. Ofrece mayor precisión que los primeros a un precio mucho menor que los segundos y dada su potencia de fuego contenida supone una buena solución para reducir los daños colaterales de las armas no guiadas.

La empresa ha aprovechado su experiencia en el diseño y fabricación de piezas de alta precisión y sus conocimientos en control e ingeniería electrónica, posibilitando así asumir prácticamente todas las fases del proyecto y solo recurriendo a proveedores externos para algunos componentes como los receptores de la señal GNSS. El desarrollo del sistema de autopiloto es desarrollo propio de la compañía.

En una entrevista reciente David Galindo, Director de Operaciones de la División Industrial de la empresa nos informa de la situación del programa. En primer lugar nos confirma los ambiciosos objetivos del sistema, con el que se pretende reducir el error del cohete original en, al menos, un 75 %.

¿Cómo funciona?

El FGK se presenta como una espoleta que se adosa a la parte delantera del cohete o proyectil de artillería, usando para ello las roscas estandarizadas. Esta nueva espoleta cuenta con superficies de control o aletas accionadas por pequeños motores eléctricos.

En caso de que durante el vuelo el kit falle o que la señal GNSS sea perturbada mediante técnicas de jamming, el sistema se sitúa en una posición neutra de tal manera que el cohete realiza una trayectoria similar a la que haría sin el sistema de guiado. El kit es compatible con el sistema GPS estadounidense, con el GLONASS ruso, con el Galileo europeo y con el BeiDou chino, lo que permitirá ofrecer un producto global al mayor número de posibles compradores.

Las primeras pruebas tuvieron lugar el primer semestre de este año en el navarro Polígono de Tiro de Bardenas Reales, donde se comprobó la integración del kit en el cohete y el comportamiento de la electrónica. Las próximas pruebas tendrán lugar en diciembre en el Centro de Experimentación de El Arenosillo, en Huelva, dependiente del INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial), donde se probará el sistema de guiado y el funcionamiento completo del kit.

Antes se habían realizado las primeras pruebas utilizando equipos de soplado o “vena fluida” en las instalaciones de la empresa en Alcalá de Henares y en el INTA, equipo con el que se podía comprobar el correcto funcionamiento de las aletas y su dimensionamiento.

Para parametrizar el comportamiento del cohete con el kit se ha partido de las tablas de tiro existentes para el uso del MC-25, comprobando su precisión, para posteriormente modificarlas incorporando el efecto de la espoleta sobre el cohete. En primer lugar sin que el kit actúe y posteriormente incorporando estos datos a un modelo numérico que permita definir con precisión el comportamiento del arma completa para mejorar el funcionamiento del sistema de guiado.

El FGK también está disponible para proyectiles de artillería de 155 mm. compartiendo la mayoría de características con la versión para cohete. Sin embargo el disparo de uno de estos proyectiles genera aceleraciones mayores, del orden de 12.000 Gs en comparación con las 60 Gs del proyectil cohete. Se espera que la precisión de este kit sea tal que un proyectil de alcance extendido y culote rebajado con 40 km. de alcance puede limitar su punto de impacto en un radio de 20 m. en torno al objetivo. Escribano ha diseñado una Unidad de Control en Tierra o GCU (por Ground Command Unit) que permite planificar la misión y proporciona diferentes soluciones para batir el objetivo. Esta facilita el uso del sistema en condiciones atmosféricas adversas y es de fácil uso al ser muy interactiva.

Aplicaciones y potencial de crecimiento

Además del FGK, Escribano trabaja en un kit de guiado por láser semiactivo denominado SALK por Semi-Active Laser Kit del que nos ocuparemos en otro momento, pero que combinado con la tecnología FGK permitirá disponer de un arma con capacidad de guiado preciso en su fase final gracias al empleo de un designador laser próximo al objetivo. Las pruebas de este kit tendrán lugar durante el primer semestre del año próximo.

Una vez cumplidos los objetivos de este proyecto, la tecnología desarrollada por Escribano permitiría adaptar la tecnología de guiado FGK y SALK a otros sistemas de armas como kits de guiado preciso para bombas de aviación o granadas de mortero de 120 mm. Proyectiles navales de 76 o 127 mm. podrían incorporar también kits de guiado preciso con los que obtener mayor precisión tanto en operaciones navales como apoyando acciones en tierra.

La empresa pretende incorporar la tecnología de guiado FGK y SALK en un sistema de cohetes de tamaño compacto y 3,5 km. de alcance que se adaptarían a las torres de armas de mayor calibre desarrolladas por la empresa como las Sentinel 30 y también a su empleo desde vehículos aéreos no tripulados (UAVs).

Fotografías:

·Prototipo Actual para pruebas en la siguiente campaña (Esribano)

·Proyectil de artillería HE M107 de 155 mm  con el kit de guiado (Escribano)

·Prototipo de la espoleta  Se aprecian las superficies de control y la unión mediante rosca (Esribano)

·Cohete MC-25 de 140 mm  con el kit de guiado (Escribano)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.