Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Ejército de Tierra tendrá su primer Chinook Foxtrot a principios de 2022

El equipo de la DGAM que forma la Oficina de Programa (OP) de Renovación del Helicóptero de Transporte CH-47 ultima los pasos previos a la firma del contrato entre el US Army y la empresa Boeing, que prevé se entreguen los “nuevos” CH-47F entre 2021 y 2024. El programa, clave para mantener la capacidad operativa de la actual flota de 17 Chinook del ET (Ejército de Tierra) mediante su renovación al moderno estándar F o Foxtrot, ya tiene diseñado un calendario provisional de entregas, teniendo en cuenta no obstante que estos programas tan complejos suelen estar sujetos a frecuentes retrasos.

El plan de construcción y entregas se ha tenido que adaptar a la disponibilidad de la línea de producción de Boeing, en Ridley Park, un suburbio de Filadelfia (Pensilvania), y a las necesidades de disponibilidad de la unidad que los opera: el Batallón de Helicópteros de Transporte V (BHELTRA V). Así, a falta de los detalles que se están ultimando en Estados Unidos, lo previsto es que la OP reciba el primer CH-47F a finales de 2021 y se lo entregue al BHELTRA V a principios de 2022, otros cinco más se entregarán al ET ese mismo año, ocho en 2023 y en 2024 se completarán las entregas con la recepción de los tres últimos. Estas entregas concentradas principalmente entre 2022/23 permitirán que el  Batallón  pueda realizar en este periodo la transformación de sus pilotos y personal técnico al nuevo material y poder recuperar así en muy corto tiempo la plena operatividad ya con el nuevo aparato.     

Además, la Oficina de Programa ha negociado cómo será dicha transformación del personal del BHELTRA V, que se realizará inicialmente en Estados Unidos en las escuelas de pilotos y de mecánicos, conforme se reciban los helicópteros en España se realizarán cursos de transformación en el BHELTRA V con apoyo del US Army. Por otro lado, la OP está trabajando en los contratos nacionales para la puesta en marcha del sistema de simulación de vuelo para que esté en funcionamiento lo antes posible y el ET está preparando la documentación necesaria para que se construyan las nuevas infraestructuras que se necesitarán en la sede del Batallón, sita en Colmenar Viejo (Madrid).

Toda esta gestión la realiza el equipo de la Oficina de Programa, uno de cuyos miembros lleva desde el pasado mes de septiembre destacado en Estados Unidos, para trabajar con Boeing y el US Army Security Assistance Command (USASAC),  el organismo del Departamento de Defensa norteamericano con el que se realiza formalmente el contrato.  Está previsto que el próximo mes de agosto se envíen a la línea de montaje de Ridley Park los primeros conjuntos de piezas de los actuales Chinook españoles que se van a reutilizar en la fabricación de los nuevos CH-47F destinados al ET.                                                 

Una de las claves del Programa es que casi 40 elementos (los principales son los motores, transmisiones y palas) por helicóptero serán recuperados de la actual flota de  CH-47D del BHELTRA V para su reutilización en los nuevos CH-47F, con lo que se obtendrá un importante ahorro de unos ocho a diez millones de dólares por unidad.

La Oficina de Programa ha estudiado con precisión  cuáles de dichos elementos se van a enviar a la planta de Boeing y cuáles se instalarán en España, una vez se recepcionen los nuevos CH-47F. Entre los contados elementos que llegarán a Ridley Park, los más importantes son los motores y las transmisiones de combinación, de las que se mandarán un total seis, a las que se las va a instalar un freno rotor, una petición específica del programa español, que permite parar las palas de forma automática. Estamos ante una capacidad que no utilizan otros países usuarios como son los Estados Unidos, pero que será muy útil para que los CH-47F españoles puedan parar enseguida sus palas y así, entre otras utilidades, operar desde navíos anfibios o LHD (Landing Helicopter Dock) como el “Juan Carlos I” de la Armada.

Según se vayan finalizando los trabajos de construcción en Ridley Park de los nuevos CH-47F, se efectuarán las pruebas de vuelo por parte de la empresa, y posteriormente las del cliente, que según lo acordado realizarán los pilotos de pruebas del US Army. También los militares norteamericanos determinarán las posibles discrepancias técnicas en cada helicóptero antes de realizar la denominada aceptación provisional en industria. Tras este proceso, se desmontarán de cada helicóptero los cerca de 40 elementos citados y se pondrán en la línea de fabricación de la empresa, que serán posteriormente remplazados en España por los que ya tiene el ET. Los nuevos CH-47F  viajarán posteriormente a nuestro país por vía marítima, traslado que será organizado y coordinado por el operador logístico oficial del Ministerio de Defensa. Una vez lleguen a Colmenar Viejo, con asistencia de los técnicos de Boeing se instalarán los casi cuarenta elementos mencionados. Tras ello se efectuarán las pertinentes pruebas de vuelo y la aceptación definitiva por parte de la DGAM, que posteriormente los entregará al ET.              

Esta dinámica se repetirá con las trece primeras unidades, mientras que en las cuatro últimas se incorporarán definitivamente los referidos 40 elementos españoles en la planta de fabricación, por lo que una vez acabados tendrán capacidad de vuelo (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Helicóptero CH-47F del US Army, a partir de 2022 los tendrá el ET. (Foto: US Army)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.