Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El DIGAM se reúne en Estados Unidos con el responsable del programa F-35

El pasado 3 de agosto tuvo lugar una reunión entre el responsable de la Oficina Conjunta del programa F-35, el teniente de la Fuerza Aérea estadounidense Erik Flick y el Director General de Armamento y Material del Ministerio de Defensa español, el almirante Santiago González Gómez.

La reunión se desarrolló en la sede de la Oficina de Programa, en Arlington, Virginia según ha divulgado la web oficial estadounidense www.dvidshub.net. La reunión podría considerarse de alto nivel si tenemos en cuenta que a la Dirección General de Armamento y Material (DIGAM) que el almirante dirige le corresponde la planificación y desarrollo de la política de armamento y material del Departamento. Además el almirante acumula una dilatada experiencia que le hace conocedor de la problemática de la sustitución del Harrier, del que ha sido piloto, habiendo dirigido precisamente la Novena Escuadrilla que los opera, comandado la Flotilla de Aeronaves y habiendo sido Almirante Jefe de la Base Naval de Rota entre otros cometidos.

En repetidas ocasiones nos hemos hecho eco de las afirmaciones de la Armada española que considera al F-35B la única opción de reemplazo de los Harrier de la Flotilla de Aeronaves de la Armada, como vector de ala fija embarcada. A finales de enero, por ejemplo el Comandante Jefe de la Flotilla de Aeronaves de la Armada (COMFLOAN), capitán de navío Rafael Guerra Soler, nos concedía una entrevista en la que recordaba que la fecha prevista de baja del AV-8B+ es 2030, fecha que podría sufrir modificaciones en función del relevo con el F-35B.

Guerra Soler afirmaba que “la Armada quiere mantener el AV8B+ hasta el periodo 2028-2030 para ser sustituido por el F-35B, la única solución en el mercado de toma vertical y despegue corto que pueda operar desde el JCI (“Juan Carlos I”). De no llevarse a cabo dicha sustitución en ese periodo la Fuerza Conjunta de las FAS perdería su ala fija embarcada impactando negativamente en su capacidad anfibia al dejar de tener una cobertura aérea adecuada para la fuerza de la Infantería de Marina en escenarios de media y alta intensidad. La capacidad expedicionaria, de disuasión y defensa aérea de la Fuerza Conjunta se vería igualmente afectada”.

Igualmente recordaba la importancia de este programa teniendo en cuenta que los únicos socios que mantiene España en el sostenimiento del AV-8B+ como son Italia y Estados Unidos, “prevén sustituir sus unidades por la versión B del F-35 a lo largo de los próximos años por lo que a partir de 2028, o incluso antes, España será el único país que todavía continuará utilizando el Harrier. Los nuevos aviones deberían incorporarse en el periodo 2028-2030 de modo que el programa de adquisición del F-35B tendría que lanzarse en menos de cinco años si no se quiere perder dicha capacidad”.

A pesar de ello, la portavoz del PSOE en la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados, Zaida Cantero, descartaba este avión “por no ser europeo” según analizábamos el pasado mes de marzo. Sin embargo, hasta la fecha, seis naciones europeas de la OTAN están operando, o en fase de dotarse, con la versión de despegue/aterrizaje convencional: Bélgica, Dinamarca, Italia, Países Bajos, Noruega y Polonia, mientras que otras dos han adquirido la versión F-35B, con plena capacidad de despegue en corto y toma vertical o Vertical and/or Short Take-Off and Landing (V/STOL), en concreto la Marina Militare de Italia, y la Royal Navy y la Royal Air Force (RAF) de Reino Unido. (José Mª Navarro García)

Fotos:

-El F-35, demandado por la Armada española (JPO F-35)

-Diferentes instantes de la reunión que tuvo lugar en Arlington (www.dvidshub.net)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.