Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

ALANO, el vehículo terrestre no tripulado aerolanzable de Einsa presentado al Ejército de Tierra

La española EINSA está trabajando en un vehículo terrestre no tripulado aerotransportable y aerolanzable al que ha bautizado ALANO, por la raza de perro autóctona española. Las características de este proyecto fueron presentadas por David Ayala, director general de la empresa, en el Taller con Empresas de la Iniciativa Fuerza 35 centrada en sistemas robóticos y autónomos terrestres que adelantamos la semana pasada.

Los orígenes de este proyecto parten en 2017 cuando la empresa puso en marcha como iniciativa propia un demostrador de su vehículo aerolanzable Falcata en servicio en el Ejército de Tierra, capaz de conducirse de manera remota. Para ello se le dotó de servo-actuadores de control en los sistemas mecánicos de tal manera que se podía manejar a distancia incluso desde otro vehículo en movimiento.

En 2020 se pone en marcha el proyecto ALANO, una plataforma terrestre no tripulada de arquitectura abierta y multimisión. Desarrollado al 100 % con tecnología española y pensado para satisfacer las necesidades del Ejército de Tierra en despliegues en zona de operaciones. Su arquitectura abierta le permitirá recibir distintos sistemas de control y de misión y será fabricado en materiales ligeros y usando técnicas de fabricación aditiva que repercutan en una alta movilidad y un fácil mantenimiento.

A pesar de su configuración abierta, quizá en línea con los requisitos de las Fuerzas Armadas reflejados en el programa Escorpión, EINSA viene colaborando con SENER Aeroespacial en la integración y desarrollo del sistema de control y navegación con el que estará inicialmente dotado el ALANO. SENER Aeroespacial cuenta con dilatada experiencia en éste ámbito que ha puesto en valor en programas de I+D+i tales como el programa ARCO.

Con una longitud de 3 metros, una altura de 1,2 y un peso inferior a los 1.500 kg., el ALANO contará con una configuración 6x6, una capacidad de carga de 700 kg., una velocidad máxima de 20 km/h, podrá afrontar pendientes del 70 % e inclinaciones del 30 %, superar obstáculos verticales de 30 cm. y vadear hasta 60 cm. de agua.

La transmisión será eléctrica, con baterías de litio-ferrofosfato, una potencia máxima de 84 kW., una autonomía de 10 horas gracias a la incorporación de un extensor de alcance que podría ser un generador diésel, una microturbina o una célula de combustible, de tal manera que se asegura la autonomía y la correcta carga de las baterías.

Entre las tecnologías con que contará para su empleo están las cámaras de rango visible, infrarrojo, LIDAR (acrónimo del inglés Light Detection and Ranging o Laser Imaging Detection and Ranging), radar, sistema de navegación por satélite e inercial. En modo autónomo empleará tecnología de fusión de datos y tendrá capacidad para detectar obstáculos, pudiendo tomar decisiones no críticas de forma autónoma, incluyéndose la navegación siguiendo a personas o elementos de un convoy.

Entre las misiones que se plantean están las de vigilancia y reconocimiento, de ingenieros contando con implementos específicos como grúas o brazos robóticos, misiones de transporte aprovechando su plataforma plana de carga, instalación de sistemas de armas de empleo remoto o incluso lanzamiento de armas merodearoras, tecnología con la que EINSA tiene tras la integración del Hero 30 en su NETON.

En la línea de los desarrollos de EINSA, tendrá una elevada movilidad, debiendo operar tanto por carretera, caminos, campo a través o entornos urbanos, incluso cuando la señal del sistema de navegación está degradada. Se plantea su empleo tanto controlado a distancia como autónomamente incluso formando parte de convoyes,

El ALANO también será aerotransportable y aerolanzable, aplicándose la tecnología empelada en la Falcata para configurar un UGV que pueda ser desplegado como carga aerotransportada o lanzado en paracaídas como carga paletizada, lo que permite su empleo en zonas aisladas o de acceso comprometido. Por ello sus medidas se han adecuado a aeronaves como las que emplean el Ejército el Aire y el de Tierra, caso del C-130, A-400M, C-295, CN-235, CH-47 o NH-90.

Por último, tal y como adelantaba David Ayala, el mock-up del ALANO podría ser dado a conocer durante la próxima edición de FEINDEF. (José Mª Navarro García)

Fotografía: ALANO dotado de una torre de empleo remoto (EINSA)

La plataforma plana del ALANO le permitirá incorporar diferentes sistemas de misión (EINSA)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.