Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Un avión espía U-2 trata de localizar al F-35A japonés desaparecido

Fuentes militares de los Estados Unidos han confirmado que uno de sus míticos aviones de reconocimiento Lockheed U-2 Dragon Lady se ha unido a la búsqueda del cazabombardero de 5ª generación  F-35A de las Fuerzas Aéreas de Autodefensa de Japón desaparecido, junto a su piloto, el pasado10 de abril.

La incorporación del U-2 al amplio elenco de medios aeronavales que buscan al F-35A de la denominada oficialmente como JASDF (Japan Air Self-Defense Force), la ha confirmado el medio oficial militar estadounidense Stars and Stripes. Anteriormente, varias fuentes habían informado de la presencia a gran altitud de un avión de reconocimiento estadounidense al sur de la zona donde desapareció a las 7:30 pm del martes 10 el aparato de combate F-35 nipón.

El U-2, conocido como Dragon Lady, es desde los años cincuenta del pasado siglo uno de los elementos claves de obtención de inteligencia de los Estados Unidos, tanto en tiempos de paz como en los conflictos de baja intensidad y las hostilidades a gran escala. Estamos ante una versátil aeronave de vigilancia todo tiempo a altitudes de hasta 21.000 m, operada por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos o USAF (United States Air Force) y la CIA (Central Intelligence Agency). El avión también hace tareas de investigación y desarrollo de sensores electrónicos, calibración de satélites y validación de datos de satélites.

El F-35 perdido estaba a los mandos, según informó la JASDF, del mayor (comandante)  Akinori Hosomi, de 41 años, que sumaba 3.200 horas de vuelo, de ellas 60 a los mandos de los F-35A, que sigue desaparecido. El experimentado piloto estaba participando en una misión de entrenamiento de combate aéreo con otros tres F-35 el martes por la noche cuando se perdió el contacto con los otros pilotos de la formación y desaparecieron del radar aproximadamente a 85 millas (135 kilómetros) al este de la Base Aérea de Misawa en el norte de la isla más importante del archipiélago japonés, Honshu.

El equipo de búsqueda, al que se incorporaron desde el primer momento los medios de Estados Unidos basados en Japón, encontró parte de los timones del avión derribado en el agua unas dos horas después, según confirmó el portavoz de la JASDF. Esta es la primera pérdida a nivel mundial de un caza F-35A,  la versión de despegue/aterrizaje, otro accidente, en septiembre de 2018, afectó a uno de la versión STOVL (Short Take-Off Vertical Landing) F-35B del Cuerpo de Marines o USMC (United States Marine Corps), que se estrelló cerca de la base del Cuerpo de Beaufort (Carolina del Sur).

Aunque el aparato ha caído en la zona occidental de las costa de Japón, transcendió el temor de que los restos pudiesen caer en manos de China o Rusia, una posibilidad muy remota, pero que quiere cerrar lo antes posible tanto el Gobierno de Washington como el de Tokio. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Un U-2 despegando desde una base iraquí en 2007. (foto: USAF).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.