¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Sábado, 13 de julio de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

Kalashnikov multiplica por 10 la producción de drones kamikaze para armar al Ejército ruso en Ucrania

Imagen de municiones merodeadoras KYB rusas fabricadas por Kalashnikov.
Kalashnikov ha multiplicado por 10 la producción de municiones merodeadoras KYB. Foto: Kalashnikov
Las necesidades derivadas de la guerra que Rusia mantiene con Ucrania han llevado a incrementar los ritmos de producción de sistemas de armas rusos como las municiones merodeadoras, también conocidas como drones kamikaze. Así, el grupo industrial Kalashnikov, que produce junto a los fusiles de asalto que le son clásicos otros tipos de armas avanzadas, ha incrementado por 10 su capacidad de producción de municiones merodeadoras (GLM, Guided Loitering Munitions). Están entregándolas a las fuerzas rusas en el frente ucraniano.

Lo que han hecho en la planta Izhevsk Unmanned Systems LLC del Grupo Kalashnikov es incidir en la mejora de las capacidades de sus procesos fabriles para, durante el año 2024, incrementar radicalmente los ratios de producción de municiones merodeadoras KYB, que han sido diseñadas para destruir uno o varios vehículos blindados del adversario y hacerlo en la profundidad del campo de batalla.

Kalashnikov, además de incrementar de forma radical los niveles de fabricación de las KYB han actuado mejorando el modelo inicial e introduciendo también una versión del arma que tiene mayor alcance y poder destructivo, que designan como KYB UBB.

 Las KYB pueden llevar una carga explosiva de 3 kilogramos a distancias de unos 60 kilómetros para neutralizar sus objetivos. Foto: Kalashnikov

Las KYB pueden llevar una carga explosiva de 3 kilogramos a distancias de unos 60 kilómetros para neutralizar sus objetivos. Foto: Kalashnikov

Estos drones kamikaze de la familia KUB, desde 2022 también están siendo promocionados en la versión E de exportación para intentar obtener nuevos clientes y réditos económicos e industriales de ese esfuerzo de venta.

En relación con las KYB, que como estas últimas han sido validadas en las condiciones reales propias de la situación de combate, podemos apuntar que miden 1,21 metros de longitud, tienen una envergadura alar de 95 centímetros y una altura de 16,5, lo que las hace suficientemente compactas y, según Kalashnikov, únicas por su tamaño y peso entre opciones internacionales de índole similar.

Son capaces de transportar una carga explosiva de 3 kilogramos que, además de los blindados señalados, les permiten atacar determinadas infraestructuras, objetivos medianamente protegidos o posiciones de personal.

La configuración propulsora de las KYB de Kalashnikov incluye una hélice en la parte trasera del fuselaje que las hace especialmente sigilosas en sus vuelos gracias a una propulsión eléctrica que las capacita para desplazamientos de hasta 30 minutos en los que, gracias a su velocidad de unos 130 km/hora, podrían llegar a objetivos a unos sesenta km del punto de lanzamiento.

Gracias a esas capacidades estas municiones merodeadoras han demostrado en Ucrania, como aseguró en abril de 2024 la agencia de noticias RIA Novosti, su efectividad; recordar que la primera exposición pública de las KYB se realizó en el marco de la exposición IDEX de 2019 en Abu Dhabi.

Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.