Sábado, 24 de febrero de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

El Ejército ruso recibe los primeros obuses autopropulsados 2S43 Malva

El obús autopropulsado 2S43 “Malva” con el que se requipará parte de la artillería rusa (foto Rostec)

El Ejército ruso ha comenzado el proceso de recepción de los primeros lotes de obuses autopropulsados 2S43 Malva de 152 mm, sin que se haya detallado el número entregado.

Stalin, que dirigió durante décadas al poderoso Ejército Rojo, se refirió a la artillería como el “Dios de la guerra”, una afirmación de la época de la Segunda Guerra Mundial que la experiencia de conflictos actuales, como los de Ucrania y la franja de Gaza, muestran que sigue vigente, reforzada con el concurso de munición dirigida y/o alcance extendido y el apoyo de sistemas remotamente tripulados o Remotely Piloted Aircraft System (RPAS) a la precisión del fuego. 

Así, los avances en este campo son una prioridad del Ejército ruso, que el pasado 26 de octubre, según confirma el consorcio estatal Rostec, recibía la primera serie de los sistemas de artillería 2S43 Malva.

Estamos ante un obús autopropulsado con un peso de 32 toneladas, que se compone básicamente de una pieza de artillería de 152 mm montada en un camión 8×8 de la empresa BAZ, como analizamos hace unos meses.

El pasado mes de agosto se realizaron las últimas pruebas con del obús autopropulsado 2S43 “Malva”. (foto Rostec)

Con el nuevo sistema Malva, Rostec sigue la línea de otros diseños artilleros sobre camión de factoría occidental, como los franceses CAESAR o el ATMOS de la firma israelí Elbit Systems.

Estamos ante un desarrollo del Centro de Investigación Burevestnik, una división dentro de la empresa Uralvagonzavod, con el que el Ejército ruso va a reemplazar a medio plazo sus antiguos obuses autopropulsados basados en plataformas de cadena u orugas, sistemas que datan de los tiempos de la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), los cuales han sido superados en cuanto a diseño y funcionalidades. Más precisamente, con el 2S43 Malva se sustituirá progresivamente los sistemas 2S19 Msta-S de 155 mm y el 2S1 Gvozdika de 122 mm.

Antes de su entrega, este obús autopropulsado había completado con éxito las últimas pruebas, a principios del mes de agosto, abriendo de esta forma el camino para la provisión de los primeros sistemas a unidades de artillería rusas.

Desde Rostec destacan acerca del nuevo 2S43 que “gracias al chasis de ruedas, el ‘Malva’ puede desplegarse rápidamente en posición y retirarse de ella, evadiendo el fuego enemigo, lo que es crucial en condiciones de guerra de contrabatería. Esta es un arma moderna y poderosa que puede destruir prácticamente cualquier objetivo con municiones de fragmentación y alto explosivo a distancias de más de 24 km. La cadencia de tiro del obús es de más de 7 disparos por minuto, pudiendo transportar el sistema hasta 30 proyectiles”.

Sin embargo, como suele suceder con esta clase de anuncios, ni desde Rostec, ni por parte del Ministerio de Defensa ruso se ha confirmado el número de sistemas de artillería entregados al Ejército. Tampoco si será sometido a más pruebas operacionales en meses venideros, al igual que tampoco se ha adelantado si ya se planea su despliegue en los campos de batalla ucranianos. (Julio Maíz)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.