Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Un veterano Hercules de Rumanía en Canarias

En preparación del próximo relevo del contingente de Canadá asignado a la Fuerza de Paz de la ONU en Malí por parte de fuerzas rumanas, uno de los aviones de transporte de este país balcánico ha realizado sendas escalas en la Base Aérea de Gando (Gran Canarias) en el marco de sus operaciones en esta zona del Noroeste de África.

El referido país del Sahel se ha convertido en el epicentro de la lucha de occidente contra el terrorismo islámico, de manera directa a través de la operación Serval e indirectamente con la instrucción de las fuerzas armadas locales, que realiza la EUTM Malí (European Union Training Mission in Mali). Paralelamente en 2013 la ONU activó una de sus misiones de paz y estabilización, la denominada MINUSMA (Mission Multidimensionnelle intégrée des Nations Unies pour la Stabilisation au Mali), en la que se rotan países occidentales para aportar los imprescindibles helicópteros. Actualmente dicha responsabilidad la asume un contingente de Canadá hasta el próximo 1 de julio de 2019, que será cuando sea relevado por una fuerza similar de Rumania, como informó defensa.com.

Para preparar dicha misión se ha desplazado un grupo de profesionales de las FAS (Fuerzas Armadas) de Rumania a bordo de uno de sus más que veteranos Lockheed Martin C-130B Hercules, que ha utilizado la Base Aérea de Gando, para volar un par de veces al Sahel este mes de abril, muy posiblemente de la ciudad maliense de Gao.

El aparato es uno de los cuatro de la versión B que le entregó Estados Unidos a Rumania en 1996, incluso antes de entrar a la OTAN, ya que la integración de los rumanos en la Alianza se materializó finalmente en 2004. Posteriormente en 2007 la Fuerza Aérea de Rumania obtendría otro Hercules, aunque de la versión relativamente más moderna C-130H.

En concreto el aparato que ha pasado por Gran Canaria las pasadas semanas ha sido el Lockheed Martin C-130B Hercules matriculado 6166, que tras finalizar su misión,  volvió a Rumanía, previa escala en Málaga.

Este aparato sirvió décadas en la Fuerza Aérea de los Estados Unidos o USAF (United States Air Force) con el número de cola 10966, que se corresponde con su serial 61-0966, que indica que se adquirió con cargo al presupuesto del año fiscal de 1961, a la entonces empresa Lockheed.  Fue entregado, tras ser construido en la planta de Marietta (Georgia), en enero de 1962. Por tanto hablamos de un aparato que lleva operando 57 años, aunque sujeto a un perfecto mantenimiento dado su aspecto y la casi nula humareda que desprenden sus cuatro motores turbohélices, tan común en otros aparatos de este modelo.

Rumania es una de los más fiables aliados de la OTAN y la comunidad internacional, realizando además un importante esfuerzo en lo que se refiere a sus gastos de defensa, a los que destina más del 2% de su PIB, que es lo que aconseja la Alianza, y que muy pocos aliados cumplen, como es el caso de España. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: El C-130B de la Fuerza Aérea en fase final de aterrizaje en Gando (Gran Canaria). (foto: Antonio Rodriguez Santana).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.