Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

UAV Skeldar V-200 para las corbetas K130 alemanas

UMS Skeldar, la joint venture formada por la sueca Saab y la suiza UMS Aero Group se ha adjudicado un contrato de la compañía alemana Elektroniksystem- und Logistik-GmbH (ESG) para el suministro de un sistema de aeronaves no tripuladas de despegue y aterrizaje vertical (VTOL) V-200 Skeldar.

La autoridad de adquisiciones militares alemana, la BAAINBw (Oficina Federal de Equipamiento, Tecnologías de la Información y Apoyo en Servicio del Bundeswehr) ha encargado a ESG el suministro de un nuevo sistema no tripulado de reconocimiento aéreo para la Marina Alemana. ESG, como contratista principal firmó a su vez acuerdos con UMS Skeldar y el astillero alemán Lürssen (FR. Lürssen Werft GmbH & Co. KG)

El pasado 9 de agosto se firmaba el contrato entre ESG y UMS Skeldar, que se materializará en la entrega de un sistema V-200 Skeldar formado por dos aeronaves no tripuladas, sus sensores, la integración en las corvetas clase Braunschweig  (K130) de la Marina Alemana, repuestos y formación tanto del personal que lo operará como del encargado del mantenimiento. Las entregas están previstas a finales del año que viene.

Diseñado desde el principio como una plataforma naval, el V-200 Skeldar será empleado en misiones del tipo C4ISR (Mando, Control, Comunicaciones, Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento) y en las de búsqueda y rescate (SAR o Search and Rescue). Emplea combustible pesado, diésel, en lugar de combustible aeronáutico, lo que ofrece ventajas en términos de seguridad en el transporte y comunalidad de empleo con otras plataformas.

Diseñado sobre la base del fuselaje CybAero APID 55, el prototipo Skeldar 5 POC efectuó  su primer vuelo en mayo de 2006, pasando a denominarse Skeldar V-200 en 2008. Con capacidad de despegue y toma vertical (VTOL), este helicóptero no tripulado posee un radio de misión de 15 km, una velocidad máxima de 130 km/h y autonomía de hasta cinco horas con una carga máxima útil de 40 kg. Sus dimensiones son de 1,3 m de alto por 1,2 metros de ancho. El diámetro del rotor es de 4,7 m.

Aunque se ha adquirido por ahora un sistema V-200 Skeldar es previsible que se incorporen otros sistemas a las cinco corbetas K130 que se encargaron el año pasado y que se sumarán a las otras que ya están en servicio. Las K130 o clase Braunschweig son corbetas de 1.800 toneladas de desplazamiento, 89 metros de eslora e importantes sistemas de armas superficie-aire como el sistema de defensa RAM y los misiles antibuque RBS-15.

En septiembre del año pasado se encargó el segundo pedido de corbetas al denominado Consorcio K-130 liderado por FR. Lürssen Werft GmbH & Co. KG y en el que participan también los astilleros alemanes ThyssenKrup Marine Systems GmbH (TKMS) y German Naval Yards Kiel GmbH (GNY). El anterior lote de cinco corbetas se encargó en diciembre de 2001 a Blohn+Voss (integrada en TKMS), participando también en la construcción los astilleros FR. Lürssen Werft GmbH & Co. KG y Nordseewerke Emden GmbH (NSWE). El primer buque, la FGS Braunshweig (F130) fue botada en abril de 2006 y entregada en abril de 2008.

El Skeldar en España

En España, la Armada operó en 2013 y 2014 el sistema Skeldar a bordo de los Buques de Acción Marítima (BAM) en el marco de la operación Atalanta. Sin embargo los resultados no fueron totalmente los esperados, centrándose en otros sistemas como el Scan Eagle de Insitu (filial de Boeing) y manteniéndose la apuesta por el Pelícano de Indra.

En septiembre de 2013 la Armada completó en aguas de canarias las pruebas de integración del sistema aéreo no tripulado (UAS) Skeldar V-200 a bordo del buque de acción marítima (BAM) Relámpago, como paso previo a su empleo en zona de operaciones. Concluyó la primera fase del programa de contratación de sistemas aéreos no tripulados en la Armada, por el que se  adjudicaba a la empresa sueca SAAB un contrato de prestación de servicios para el despliegue de su sistema Skeldar V-200 en un BAM durante su participación en la operación Atalanta.

La Armada operó el UAV Skeldar desde el BAM Meteoro en el marco de la operación Atalanta contra la piratería en el golfo de Adén, empleándolo como sensor aéreo fuera del buque de forma complementaria al helicóptero embarcado. De hecho la española fue la primera armada europea en operar en misiones reales con un sistema aéreo rotatorio no tripulado embarcado.

La Armada lleva años queriendo operar aeronaves no tripuladas desde sus buques sin embargo es un sistema complejo y requiere pruebas, de hecho el Skeldar se adquirió mediante arrendamiento para poder evaluarlo en profundidad. El AJEMA manifestó entonces no estar contentos con el desempeño del sistema pero sí con la experiencia acumulada en la operación de un UAV a bordo de un buque de la Armada por lo que se espera que la experiencia acumulada sirva para definir los requisitos concretos del próximo sistema no tripulado.

El empleo de medios no tripulados desde buques ofrece muchas ventajas, ya que permiten reducir el uso del helicóptero embarcado así como reducir el riesgo para las tripulaciones de este en determinadas misiones, así como ampliar el tiempo que pueden permanecer los sensores en el aire. Las misiones habituales son las de inteligencia, vigilancia y reconocimiento (ISR) en alta mar o en la zona del litoral o la designación de objetivos para los sistemas de armas del buque o el helicóptero embarcado. (José Mª Navarro García)

Fotografías:

·El V-200 Skeldar (UMS Skeldar)

·La corbeta F261 Magdeburg (Bundeswehr)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.