Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Turquía inicia la construcción de una corbeta para Pakistán

El presidente de Turquía asistió el pasado domingo a una doble ceremonia de construcción naval: se entregó una corbeta a la Armada turca o TDK (Türk Deniz Kuvvetleri) mientras se ponía la quilla de la primera destinada a la de Pakistán. “Turquía es uno de los únicos 10 países del mundo capaces de construir, diseñar y mantener navíos de combate utilizando sus propias capacidades nacionales”, dijo Erdogan en el marco de la ceremonia de entrega a la Armada turca de la cuarta corbeta de la clase “Ada”, la “Kinaliada” (F-514). A reglón seguido en la planta de construcción de Istanbul Shipyard se inició el montaje del primer navío de este polivalente tipo, en el que destaca su capacidad antisubmarina o ASW (Anti-Submarine Warfare), para la de Pakistán.

Son los frutos del ambicioso programa naval turco de construcción de navíos de combate denominado localmente MILGEM (Milli Gemi Projesi), que contempla la construcción para la TDK de cuatro de las referidas corbetas, cuatro fragatas de la clase TF-100 y cuatro alargadas o  TF-2000, que tendrían dimensiones próximas a las de los destructores. A este proyecto se añade la construcción de cuatro corbetas para Pakistán, lo que es un claro respaldo internacional al proyecto MILGEM, que con esta venta firma el mayor programa de exportación de la industria de defensa turca.

En su discurso, Erdogan dijo que esperaba que la nueva corbeta “Kinaliada”, beneficie a la TDK y Turquía en su conjunto  y que Pakistán, una nación amiga de Turquía, también se beneficie de las capacidades de este tipo de navío de combate barco.

Igualmente Erdogan se refirió al problemático panorama internacional  y especialmente a la situación estratégica en el Mediterráneo, donde apuntan a la necesidad de fortalecer su poder naval. Según el mandatario,  Grecia y la parte griega de Chipre han desafiado el derecho de Turquía a utilizar los recursos energéticos del Mediterráneo Oriental, pero Turquía no ha retrocedido y continúa enviando buques de perforación a la zona debidamente escoltas por los navíos de combate de la TDK. Aunque no lo mencionó, el socio de los chipriotas en esta carrera para controlar los recursos de hidrocarburos de esta zona del Mare Nostrum es Israel, que también está potenciando su capacidad naval con los mismos objetivos, lo que motiva una autentica escalada armamentística en el mar.

El presidente turco resaltó también la alta capacidad de la industria de defensa de su país en todas las áreas, incluyendo la construcción naval, armamento,  sistemas electrónicos, y control de plataforma y de combate, que están siendo la base del proyecto MILGEM. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: La dotación de la nueva corbeta turca “Kinaliada”, formada frente a este navío de escolta. (foto: Presidencia de Turquía).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.